Máximos desde la entra del euro

El riesgo país francés bate un nuevo récord

El mercado de deuda ha entrado en estado de ebullición. El órdago griego lanzado por sorpresa ha revolucionado las primas de riesgo de todos los Estados europeos. Francia bate un nuevo récord al rozar los 130 puntos básicos.

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, ha decidido que someterá a referéndum la decisión de aceptar o no los términos del último plan de salvamento heleno, acordado sólo cinco días antes. Las esperanzas de una pronta solución de la crisis del euro han saltado por los aires en apenas una semana y el pánico ha vuelto a los mercados. Italia, la siguiente ficha del domino, ha sido la más afectada. Su prima de riesgo, diferencia de los intereses exigidos a su deuda en el mercado secundario con respecto al bono alemán, ha emprendido una carrera meteórica (hoy está en 444 puntos básicos). La española le sigue de cerca (360), y la belga también permanece al acecho (270).

Francia aún mira desde lejos (128), pero el riesgo país galo ha vivido un sintomático repunte durante el mes de octubre, espoleado por la alta exposición de su banca al papel soberano griego. Sus entidades son las más expuestas a la deuda helena con casi 10.000 millones de euros acumulados. Las dudas hicieron mover ficha a las agencias de calificación. La nota de entidades como BNP o Societe Gernerale fue progresivamente degradada, hasta que Moody's anunció a mediados de mes que estudia una posible rebaja de la calificación Aaa (máxima nota) de la solvencia francesa.

La consecuencia directa fue que el diferencial con el bono alemán superó la barrera psicológica de los 100 puntos por primera vez desde la entrada del euro. El acuerdo europeo para perdonar el 50% de sus deudas a Grecia y la nueva recapitalización de la banca tranquilizó el riesgo país. Pero el terremoto provocado por Papandreu ha devuelto las cifras de récord. El primer ministro francés, Nicolas Sarkozy, tratará de reconducir la situación como anfitrión de la reunión del G20 que comienza mañana en Cannes.