Lanza un llamamiento a la "unidad nacional"

Barroso avisa de que las consecuencias de un ''no'' en Grecia son imprevisibles

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha avisado de que las consecuencias de un rechazo por parte de Grecia a las condiciones de su rescate en el referéndum convocado por el primer ministro, George Papandreu, son "imposibles de prever" y ha lanzado un llamamiento a la "unidad nacional" de las fuerzas políticas helenas.

"Sin el acuerdo de Grecia al programa de la UE y el Fondo Monetario Internacional, las condiciones para los ciudadanos griegos serían mucho más dolorosas, en particular para los más vulnerables. Las consecuencias serían imposibles de prever", ha declarado Barroso a su llegada a Cannes, donde participará en la cumbre del G-20 y los encuentros previos sobre la crisis griega.

"Por ello pido al Gobierno y a los líderes políticos de Grecia que muestren que están dispuestos a trabajar por la unidad nacional política y por el amplio apoyo necesario para la aplicación del programa", ha reclamado el presidente de la Comisión. "Si este apoyo ya era importante ayer, hoy es absolutamente crucial", ha concluido.