Análisis técnico

Claves para saber hasta dónde llegará la corrección en el Ibex

Aunque deslucido por la fuerte corrección que tuvo ayer y que aún continúa hoy, la confirmación del giro alcista en vela mensual está hecha, nada ha cambiado... ¿o si?

Los osos atacan desde la resistencia
Los osos atacan desde la resistencia

Técnicamente no, sencillamente hemos probado resistencias y han funcionado como suele ser habitual y más teniendo en cuenta que nos encontramos con las del medio plazo. Hablamos desde hace bastante tiempo que los 9.200/300 iban a ser duros de pasar y no han defraudado. Bien es cierto que traíamos mucho euforia, la nuestra incluida, después del movimiento del pasado jueves tras rebotar con fuerza desde la clavicular en los niveles de los 8.800 puntos. Pero sobre el gráfico, lo único que podemos destacar es un lógica y normal purga por sobrecompra tras dibujar el Campeador cinco impulsos desde los 7.500 puntos y la llegada de la mencionada resistencia, nada más.

Según la teoría de ondas de Elliott, tras cinco impulsos podremos asistir al paso de un nuevo impulso, aparición de una onda de orden superior o ver la llegada una corrección de mayor o menor calado, que es lo que ha sucedido.

De momento, sí apreciamos un descenso en el volumen de negociación de la caída de ayer de casi el 3% en el Campeador, que nos señala cierta falta de fuerza en el ataque de los osos. Según la misma teoría, sabemos que un impulso en cinco ondas, ya completas sobre el gráfico, no es la última, es impulsiva. Dicho de otro modo, después de la probable corrección veremos nuevos máximos. Si observan la longitud de la primera onda i y la última onda v son de longitud similares, como ya les comenté en anteriores análisis. Y la tercera onda iii es la más corta en su longitud. Además, la onda correctiva iv respeta el nivel de la primera onda i. Se cumple la teoría de Elliott a la perfección.

Petroleo Brent 86,260 0,314%
Oro 1.799,170 -0,459%
Plata 24,340 -0,860%
EUR x USD 1,1616 0,086%
IBEX 35 8.988,60 0,76%
EUROSTOXX 50 4.224,53 0,86%
DOW JONES 35.741,15 0,18%
NASDAQ 100 15.514,19 1,04%
S&P 500 4.566,48 0,47%

Si nos ayudamos de Fibonacci, una vez terminado el impulso desde los 7.500 puntos hasta los 9.300 podremos deducir probables puntos de giro en la corrección. Según la sucesión del matemático italiano, cuando un impulso alcista empieza a corregir los retrocesos serán de 38,20%, 50% o del 61,80% de la subida previa. Esos son los objetivos de la corrección, hasta el 50% de caída no cambia nada el escenario. Es así de sencillo, tan real como duro. Según este dato, podríamos irnos hasta los niveles de los 8.500/480 sin que el escenario cambie lo más mínimo, alcista.

Pero antes, la corrección se podría detener en el 38,20% de la subida previa. Este nivel queda sobre los 8.700/690 puntos, zona a vigilar si se pierde la clavicular del HCH invertido en los 8.800 puntos, hablamos de niveles a cierre de la sesión de hoy. Ayer la corrección se paró en los 8.950 puntos, que marca el 23,60% de corrección, también muy vigilado por los seguidores de Fibonacci. En caso de perder el retroceso del 50%, nos iríamos al 61,80% cuyo nivel marca los 8.260 puntos de Ibex. Coincide con la parte baja del canal alcista que viene desarrollando el índice, no falla, pero los bajistas ya tendrían el control de la situación. Hasta ahí nos ayuda Fibonacci para detectar las posibles zonas de giro, si se pierden los 8.500/480 puntos (50%) empezaríamos a pensar que los osos llegan con la suficiente fuerza como para derrotar a los toros.

Hoy les muestro el gráfico del Campeador con el desplome hasta los 10:10 AM de la sesión, en la que ha hecho un mínimo en los 8.625 puntos desde donde rebota hasta los 8.700 puntos. ¿Llegaremos a los 8.500? Hasta ese nivel, todo normal pese a la espectacularidad de la caída. Si podemos apreciar que el hueco que nos deja hoy abierto genera una isla bajista sobre la directriz superior del canal y eso es cambiar el sesgo a bajista para el corto plazo. Hoy a cierre tendremos mucha más información según la vela que nos deje dibujada el Campeador. Mañana la analizamos, de momento los osos atacan.