Ganó el 12% más entre julio y septiembre

Credit Suisse recorta otros 1.500 empleos tras un débil tercer trimestre

Credit Suisse sigue la estela marcada por su rival doméstico UBS y ha anunciado hoy el despido de otros 1.500 empleos, además de eliminar activos ponderados por riesgos en renta fija. Todo ello, tras comunicar unos ressultado por debajo de las expectativas: El beneficio cayó el 12% hasta 683 millones de francos suizos (561 millones de euros).

La noticia se filtró ayer a los medios a través del diario Tages Anzeiger. Credit Suisse volvía a echar mano de la tijera para sanear sus cuentas. Esta vez le tocará al 3% de su plantilla. Pero ya lo hizo en julio, cuando anunció el despido de 2.000 personas. Esta vez, los recortes se llevarán a cabo principalmente en la banca de inversión en Estados Unidos y en Londres, pero afectarán también a puestos de gerencia. EL banco, además, adelgazará su división de inversión, y reducirá los activos de riesgo bajo gestión, sobre todo en renta fija. En conjunto, los ahorros habránd e alcanzar los 2.000 millones de francos suizos (1646 millones de euros). UBS, el otro gran banco del país, o Deutsche Bank, también han anunciado medidas similares en el último mes.

Credit Suisse Group informó hoy de un beneficio neto atribuible de 683 millones de francos suizos (562,6 millones de euros) en el tercer trimestre, un retroceso del 12% con respecto al segundo trimestre del año, pero una mejora del 12% frente el mismo periodo de 2010.

En un comunicado, el grupo indicó que entre julio y septiembre obtuvo unos ingresos antes de impuestos de 1.036 millones de francos y nuevos activos netos por valor de 7.400 millones de francos.

Entre enero y septiembre, los ingresos antes de impuestos ascendieron a 3.747 millones de francos, el beneficio neto atribuido a los accionistas a 2.590 millones de francos y los nuevos activos netos se incrementaron hasta los 40.500 millones de francos.

El banco destacó su "fuerte posición de capital" con un ratio tier 1 del 17,7 % y señaló que los depósitos de los clientes siguen siendo la principal fuente de financiación del grupo, con un crecimiento de 15.000 millones, hasta los 278.000 millones.

Credit Suisse informó en la nota de su decisión de tomar medidas adicionales en una estrategia para reducir "significativamente" sus activos de riesgo vinculados a su banca de inversión.

Brady W. Dougan, consejero delegado del CS Group, manifestó que "en el tercer trimestre hemos experimentado un entorno difícil, con un alto grado de incertidumbre, y bajos niveles de actividad de los clientes en todos los sectores una volatilidad extrema".

"Desde 2008, hemos buscado de manera proactiva una estrategia integral centrada en los clientes y en la eficiencia de capital, lo que unido a nuestra posición conservadora de financiamiento y nuestra solida capitalización, nos ha dado buenos resultados".