Las previsiones apuntaban al 0,4%

La economía británica crece un 0,5% en el tercer trimestre, más de lo esperado

El Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido experimentó un aumento, mayor del anticipado, del 0,5 % entre los meses de julio a septiembre, informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, siglas en inglés).

Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido creció un 0,5 % de julio a septiembre, incremento superior al que habían vaticinado los expertos, que habían previsto que el PIB podía crecer entre un 0,3 y un 0,4 % durante ese periodo. El nuevo dato supone, además, una mejora con respecto al crecimiento experimentado el pasado trimestre, cuando la ONS reveló una subida del 0,1 %.

Un portavoz de la ONS destacó en rueda de prensa que esa cifra resulta alentadora en un momento en el que la economía nacional trata de recuperarse con respecto al trimestre anterior.

Entonces, la Oficina Nacional de Estadísticas explicó que factores como el día festivo nacional extra con motivo de la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton el 29 de abril afectaron al crecimiento. Otro de los elementos que obstaculizaron el PIB durante el segundo trimestre fue el tsunami de Japón del 11 de marzo.

Las nuevas cifras ayudarán, según los expertos, a tranquilizar algunos de los temores de los analistas con relación a la fortaleza de la recuperación económica.

En los últimos meses la economía británica ha quedado estancada debido a la disminución experimentada en el gasto de los consumidores.

El alza del PIB del tercer trimestre resultó impulsado por un sólido rendimiento del sector de servicios energéticos, que aumentó en ese periodo un 0,7 % frente al incremento del 0,2 % registrado el trimestre anterior.

La ONS también dijo que el sector empresarial y financiero registró su crecimiento más fuerte desde el tercer trimestre del 2007, particularmente en los servicios de administración de oficinas y apoyo a los negocios.

Ese aumento en los servicios -que representa las tres cuartas parte de la economía- ayudó a compensar la contracción del 0,6 por ciento experimentada en la industria de la construcción después de haber crecido un 1,1 % el trimestre anterior.

La industria de la producción, que incluye la producción petrolera y gasística, también subió un 0,5 % frente a la caída del 1,2 % registrada el trimestre previo.