Se está creando "otro problema" para España

Sánchez Galán pide cambiar el "insostenible" modelo energético español

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, abogó hoy por cambiar el modelo energético español actual, al considerar que es "insostenible". Durante la presentación a los inversores de los resultados de la compañía hasta el mes de septiembre, Sánchez Galán señaló que debe modificarse el modelo porque, de seguir con el actual, se estaría creando "otro problema" más para España.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

El presidente de la eléctrica aseguró que "es urgente una profundad racionalización", dijo, porque hay "muchas medidas para evitar futuras subidas de precios mayores a las estrictamente necesarias". A su juicio, hay varias soluciones, como imponer mayor la "racionalidad" en lo que a las energías renovables se refiere, porque "la fiesta verde alguien la tendrá que pagar".

Sánchez Galán apostó no repetir los errores de la fotovoltaica con la termosolar, con proyectos que provocarían un coste adicional de 2.000 millones. Recalcó que "el despliegue masivo de plantas termosolares carece de toda justificación energética, económica y medioambientalmente, y habría que esperar a que su despegue masivo se realice cuando la tecnología mejore". En esta línea, abogó por "frenar" la construcción de plantas termosolares por ser "económicamente ineficientes". Criticó que "en 2010 la cantidad para primas solares fue un 45% superior a la de la eólica, mientras produjeron seis veces menos energía", indicó.

"Hagamos las cosas con la lógica que deben tener" y busquemos soluciones de "racionalidad en una situación irracional", insistió Sánchez Galán. En este sentido, el presidente de Iberdrola señaló que frente al desarrollo y madurez de la eólica, las plantas solares son la principal causa del déficit tarifario, porque cada consumidor español pagó en 2010 alrededor de 250 euros en primas al Régimen Especial debido al auge de la solar.

Para producir energía renovable "verde", señaló, "no utilicemos energías inmaduras, que producen poca energía y altísimo coste y que, en el caso de las termosolares, tampoco son energéticamente ni medioambientalmente eficientes". Vaticinó que después de las elecciones generales del 20-N "seguro" que habrá personas "con muchísimas más ideas" para solucionar esta situación ya que, criticó, "no basta hacer centrales para hacerse fotos" sino afrontar que "la cesta verde alguien la tiene que pagar", recalcó.

En esta línea, el presidente de Iberdrola señaló que hay que "planificar" la nueva regulación de renovables y mostró su deseo de que en España se hubiera hecho como en Reino Unido y, antes de apostar por las renovables, se hhubiera realizado un estudio de viabilidad sobre algunas tecnologías. Sobre las nucleares, el presidente de Iberdrola señaló que la "legislación española es muy clara" y dice que mientras mantengan la seguridad, la vida útil de las centrales será la que fijen los organismos competentes. Señaló que en Iberdrola siguen "abiertos" a hablar del futuro de esta energía.