También facilitará la contratación y despido de trabajadores

Italia venderá activos por 15.000 millones y retrasará la edad de la jubilación

Italia pretende recaudar 5.000 millones de euros anuales hasta 2014 mediante la venta de activos, y elevará la edad de jubilación hasta los 67 años a partir de 2026, según una carta de Silvio Berlusconi a la Unión Europea en la que detalla sus planes presupuestarios.

El tambaleante Ejecutivo de Silvio Berlusconi busca así afrontar las exigencias de Berlín y París, a cambio de recabar su apoyo en la lucha contra la crisis de deuda. Según la carta remitida hoy, el país tranasalpino pretende facilitar a las empresas la contratación y despido de los trabajadores. Además, se permitirá a las empresas despedir empleados "por razones económicas".

Según la misiva, el Gobierno se compromete a definir antes del 15 de noviembre próximo una plan que establecerá condiciones estructurales que favorezcan el crecimiento económico del país, que incluyen una reforma del mercado laboral. Además, antes del 30 de noviembre estará detallado el plan de venta de activos y valorización de inmuebles.

Con el fin de crear las condiciones estructurales que faciliten el crecimiento del país, el Ejecutivo de Berlusconi, además de una reforma del mercado laboral, se comprometió a revisar las políticas de promoción y valorización del capital humano; de apertura de los mercados a la competencia; de apoyo a los empresarios y a la innovación.

Asimismo, prevé una simplificación de las normas de la administración, la agilización del sistema de la administración de justicia; la aceleración en la construcción de nuevas infraestructuras y la modernización del sistema universitario y la racionalización del gasto público.

Respecto a las modificaciones en el mercado laboral, el Ejecutivo italiano prevé la introducción de una nueva regulación de despidos por motivos económicos en los contratos a tiempo indefinido, así como la aprobación de medidas para promover la ocupación juvenil con la implementación, entre otros, de contratos de aprendizaje

Por otro lado, el Ejecutivo señala que su intención es la de aprobar antes de mediados de 2012 la introducción en la Constitución de la llamada "regla de oro" sobre el equilibrio presupuestario.

El Gobierno de Berlusconi tenía 48 horas para, como le habían pedido desde Bruselas, demostrar que aplicará las medidas de ajuste y de reformas ya anunciadas y que aprobará nuevas para reducir su deuda, que ronda el 120 % del PIB, es decir, casi 1,9 billones de euros, tras el toque de atención recibido en el Consejo Europeo del pasado fin de semana.

Tras un consejo de ministros fallido el lunes, por las discrepancias existentes en el seno de la coalición gobernante sobre la reforma del sistema de pensiones, el Ejecutivo italiano llegó el martes a un acuerdo in extremis sobre las medidas que iba a presentar ante la UE.

Y es que, la Liga Norte, socio en el Gobierno, siempre rechazó la hipótesis de aumentar la edad de jubilación, y las discrepancias en este ámbito entre los miembros de la coalición gobernante llevaron a que se especulara incluso con una posible caída del Gobierno.

La única condición de la Liga Norte para no hacer saltar el Gobierno fue que no se tocaran las llamadas "pensiones de antigüedad", es decir las que se consiguen después de haber cotizado 35 años independientemente de la edad que se tenga.

En el resto de la misiva, Berlusconi recuerda los dos planes de ajuste ya aprobados por su Ejecutivo para el periodo 2011-2014, por un valor de 145.000 millones de euros, y con el que se prevé llegar al equilibrio presupuestario en 2013.