La UE pedirá a los bancos un capital de máxima calidad del 9% el 30 de junio de 2012

La banca española necesita 18.000 millones de capital

Las entidades financieras españolas necesitarán 26.161 millones de euros para alcanzar el 9% de capital de máxima calidad, según ha informado la EBA. Dentro de esta cantidad, se contabilizarían los 6.290 millones necesarios para cubrir la depreciación de la cartera de deuda. No obstante, los cinco bancos sistémicos españoles podrán convertir los bonos emitidos en acciones y limitar así las necesidades finales de capital a solo 18.000 millones.

Zapatero y Sarkozy durante la reunión de anoche en Bruselas.
Zapatero y Sarkozy durante la reunión de anoche en Bruselas.

Noche de reuniones y cifras por doquier. Los líderes de la Unión Europea han acordado que la exigencia de capital de máxima calidad a la banca se amplíe hasta un 9% y que deberá hacerse antes de julio de 2012 sobre la base de planes acordados con el supervisor nacional y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en ingles). La buena noticia para España es que, tal y como había avanzado la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, las emisiones de bonos necesariamente convertibles en acciones servirán para llegar a este umbral de solvencia.

Así consta en un comunicado conjunto emitido tras la primera reunión de este día clave (otro más) para el futuro de Europa y del euro.

A partir de ahí era el turno de las cifras, la EBA ha comunicado que las 70 instituciones sistémicas de la zona euro precisarán 106.447 millones de euros para recapitalizarse y alcanzar un nivel de capital de máxima calidad del 9%, incluyendo dentro de esa cantidad la depreciación de la deuda soberana.

A la banca española le corresponden 26.161 millones (sin contar con los convertibles dado que los cálculos de la EBA no las cuantifican), lo que sitúa a las firmas españolas como las más solicitadas de capital en Europa para alcanzar un nivel de capital de máxima calidad del 9%, tan solo por detrás de las griegas, cuyas necesidades ascienden a 30.000 millones de euros. En tercer lugar se sitúan las entidades italianas, que precisan 14.771 millones de euros, seguidas por las francesas (8.844 millones), las portuguesas (7.804) y alemanas (5.184).

Dentro de esta cifra se incluye el impacto de la depreciación de la deuda soberana, que en el caso de las entidades sistémicas españolas, a fecha del 30 de septiembre, es de 6.290 millones de euros. Además, dentro de los 26.161 millones no se incluye el impacto de los bonos obligatoriamente convertibles, por lo que la necesidad de capital de los cinco grandes bancos españoles, BBVA, Santander, Caixabank, Bankia y el Popular, se reducirá hasta solo 18.000 millones de euros cuando se contabilicen los convertibles.

Entidad por entidad

Tal y como han informado a la CNMV, Popular requerirá 2.362 millones; La Caixa, 602 millones; Bankia, 1.140; BBVA, 7.087; y Santander, unos 5.200 millones. En total, la cantidad total asciende a unos 18.000 millones de euros, que ya incluirían los bonos necesariamente convertibles de Santander. El resto debería convertir los bonos obligatoriamente convertibles.

En su informe la EBA explica que los instrumentos convertibles "muy fuertes" serán aceptados si están "en línea con los estrictos y estandarizados criterios que serán definidos por la EBA".

Calendario para el canje de las convertibles

Para que la gran banca española pueda contabilizar los bonos convertibles en su capital de máxima calidad la UE dará un plazo de un año, hasta finales de octubre de 2012, para su conversión.

Las entidades españolas tendrán hasta entonces de plazo para ejecutar sus bonos y convertirlos en acciones. Dentro de este calendario Santander podrá canjear una emisión de 7.000 millones de euros en convertibles dado que ésta vence el próximo 5 de octubre de 2012. También podrá entrar en dicho periodo una emisión de 1.000 millones que tiene el Popular, y que cuenta con un periodo variable para su ejecución, por lo que la entidad podría adelantar su canje.

La quita de la deuda española será del 2% y tendrá un carácter "temporal"

En el borrador se destaca que la deuda pública "deberá ser contabilizada a precios de mercado" por las instituciones bancarias con fecha de 30 de septiembre de 2011. Una medida que según los representantes de la UE es "excepcional" y tendrá un carácter temporal, por lo que no no está previsto que se repita en el futuro.

Esta depreciación obligará, según Elena Salgado, a la banca a anotarse una depreciación del alrededor del 2% de su cartera de deuda pública española. Según el informe que ha publicado la EBA, la depreciación de la deuda española a fecha del 30 de septiembre es de 6.290 millones de euros.