Aprobado por mayoría un informe con la petición

El Parlamento Europeo exige un impuesto global a las transacciones financieras

El Pleno del Parlamento Europeo ha exigido hoy imponer un impuesto a las transacciones financieras en todo el mundo, una idea que la UE llevará a la reunión del G-20 del 3 y 4 de noviembre en Cannes (Francia).

Los eurodiputados, reunidos en sesión plenaria en Estrasburgo (Francia) aprobaron hoy, por 476 votos a favor, 105 en contra y 72 abstenciones, un informe que incluye esta petición y otras recomendaciones como la de hacer del Fondo Monetario Internacional un foro más democrático, fuerte e independiente.

El Pleno considera también que el G-20 "adolece de deficiencias como el déficit de representatividad de los países pequeños, la falta de transparencia y responsabilidad democrática y la inexistencia de un fundamento jurídico que convierta sus decisiones en vinculante", según un comunicado difundido hoy.

El PE pide poner fin a la manipulación política de los tipos de cambio para que reflejen los indicadores fundamentales de mercado para reforzar la apertura y la flexibilidad y facilitar el ajuste económico.

El informe solicita además que la UE cuente con un escaño en el FMI y en el Banco Mundial y aboga por un FMI más democrático, fuerte e independiente y defiende ampliar su mandato para que pueda supervisar individualmente las economías de importancia sistémica.

En este sentido, la Eurocámara pide que se desarrollen criterios adecuados para identificar las entidades financieras de importancia sistémica, cuya quiebra podría poner en peligro la economía europea.

Reclaman también que el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea proponga medidas para proteger las actividades bancarias minoristas de las entidades de importancia sistémica y exigirles que las capitalicen por separado.

Solicitan a la CE que redefina la estrategia comercial y de inversión de la UE para incluir a los países BRIC (Brasil, Rusia, la India y China) como principales socios comerciales futuros.