El expresidente reclama 1.200.000 euros

La SGAE lamenta y se opone a la demanda por despido presentada por Bautista

La Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha expresado hoy su oposición y ha lamentado la presentación de una demanda por despido improcedente contra la entidad por parte de Eduardo Bautista, expresidente de su consejo de dirección.

En su demanda, Bautista pide que la SGAE le indemnice con 1.200.000 euros después de que el pasado 12 de julio renunciara a sus cargos en la entidad de gestión y en sus entidades filiales tras ser detenido dentro de la "operación Saga", al considerar que aquella renuncia fue "obligada" y por tanto podría ser considerada un despido improcedente.

Tras conocer la presentación de la demanda, la junta directiva de la SGAE, reunida hoy, ha expresado su extrañeza por la decisión de Bautista.

En un comunicado, la junta ha recordado que en la reunión que celebró el 12 de julio se aceptó la renuncia voluntaria de Bautista, por lo que ha considerado un contrasentido "la medida adoptada por quien desempeñara hasta ese día, entre otras funciones, la de presidente del consejo de dirección de la SGAE".

La junta directiva ha lamentado "profundamente" la situación creada por Bautista "pero no cejará en su defensa de los intereses de los autores y editores que conforman la sociedad", ha advertido.

Bautista, detenido el pasado 1 de julio dentro de la "operación Saga" y puesto en libertad días después, está imputado por apropiación indebida, administración fraudulenta y un delito societario por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

El magistrado investiga un presunto desvío de fondos a través de un entramado de empresas vinculadas a la SGAE.