Un puente en Alaska y un tren ligero en Ottawa

ACS, precalificada para la adjudicación de dos proyectos por 2.100 millones en Norteamérica

La empresa española pasa el corte y queda entre las finalistas a hacerse con dos contratos, uno en Alaska y otro en Ottawa.

Sede de ACS
Sede de ACS

La constructora que preside Florentino Pérez podría aumentar pronto su cartera de proyectos internacionales, con la adjudicación de dos obras millonarias en el norte del continente americano. En ambos concursos, ACS ha resultado entre las empresas seleccionadas como finalistas.

El primero de estos proyectos consiste en la construcción y operación del puente Knik Arm, en Alaska (Estados Unidos), llamado a enlazar dos áreas básicas para el transporte de mercancías como son Anchorage y el puerto MacKenzie. El contrato está valorado en 800 millones de dólares (unos 575 millones de euros) y se trata de un proyecto que será gestionado bajo el modelo de pago por disponibilidad durante 30 años.

El grupo alemán Hochtief, controlado por la española desde el pasado mes de mayo, acompaña a ACS en su candidatura junto con otras 13 empresas que constituyen el consorcio.

ACS 30,77 3,43%

Ferrovial, que también había presentado una oferta para hacerse con el proyecto a través de un consorcio formado por su concesionaria Cintra, la constructora Agroman y por las entidades locales Orion Marine y Anchor QEA, enfocadas hacia la obra civil en entornos acuáticos, ha quedado fuera de la final.

El otro concurso en liza se ubica en la ciudad de Ottawa (Canadá). Se trata de un proyecto para el diseño, la construcción y el mantenimiento de un tren ligero y está valorado en 2.100 millones de dólares (1.500 millones de euros, aproximadamente). Entre los dos consorcios que compiten con el de la compañía presidida por Florentino Pérez, se encuentra el participado por la también española Acciona. El tercer grupo que pelea por la adjudicación está capitaneado por la francesa Bouyges.