Comprobará si se ajustan a la normativa

La CE investigará las ayudas de Portugal a la reestructuración del banco BPN

La Comisión Europea ha anunciado hoy la apertura de una investigación en profundidad para determinar si el proyecto de reestructuración del Banco Português de Negócios (BPN) se ajusta a la normativa comunitaria sobre ayudas estatales.

BPN fue nacionalizado en noviembre de 2008 y se ha beneficiado de varias ayudas estatales, entre ellas unas garantías del Gobierno luso por valor de 4.000 millones de euros.

En julio de 2011, el Gobierno portugués comenzó negociaciones exclusivas con el Banco BIC Portugal para venderle sus acciones en BPN, conversaciones que todavía están en marcha, según la CE.

El Ejecutivo comunitario pretende averiguar si BPN puede ser viable tras su integración en un futuro comprador, explicó la CE en un comunicado.

La CE comprobará si las ayudas concedidas a BPN se limitaron al mínimo necesario para la reestructuración y si se tomaron suficientes medidas para limitar las posibles distorsiones de la competencia.

Asimismo, verificará si el proceso de venta implica ningún elemento de ayuda en favor del comprador.

La apertura de una investigación no prejuzga el resultado de la misma, según la Comisión, que espera recopilar todas las informaciones necesarias para evaluar la compatibilidad de la ayuda con la normativa europea.

Durante este proceso, todas las partes implicadas podrán remitir a Bruselas sus posiciones sobre la reestructuración.

El vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, afirmó que la investigación permitirá garantizar que las ayudas se han limitado al mínimo necesario, "en defensa de una competencia leal y de los contribuyentes portugueses".