_
_
_
_
Los 27 ultiman el segundo rescate a Grecia y una recapitalización de la banca de 100.000 millones

La UE no logra pactar el reparto de sus facturas multimillonarias

La primera de las cinco jornadas que la Unión Europea destinará a negociar el reparto de sus dos facturas multimillonarias no ha logrado avances definitivos.

Los ministros de Economía de la zona euro, reunidos en Bruselas, se han limitado a confirmar que los acreedores privados de Atenas deberán "aumentar sustancialmente" su contribución al segundo rescate de Grecia, pero sin llegar a poner una cifra concreta. El último informe de la troika (CE, BCE y FMI) ha revelado que Atenas necesitará ayuda al menos hasta 2021, por lo que se quiere exigir al sector financiero que acepte una quita de hasta el 50% en sus bonos griegos.

Y la reunión de ministros de Economía de la UE tampoco ha logrado cerrar un acuerdo sobre la financiación del próximo proceso de recapitalización de la banca europea. La factura inicial de la recapitalización podría ascender a 100.000 millones de euros, con cinco entidades españolas entre las que podrían tener que valorar a precio mercado la deuda pública de su cartera de vencimiento.

Fuentes comunitarias suavizaban la aparente discordia atribuyéndola a la intención de "no anunciar un acuerdo definitivo hasta que no estén resueltos todos los puntos". Las mismas fuentes describían como "muy bien encarriladas" las negociaciones sobre la recapitalización", auque reconocían "la preocupación de países como España o Italia por el posible impacto en sus entidades".

Lo cierto es que las reuniones del sábado se prolongaron durante muchas más horas de lo previsto y tanto las autoridades comunitarias como nacionales cancelaron uno tras otro los contactos habituales con la prensa. El panel del Consejo Europeo dando por anuladas las sucesivas ruedas de prensa recordaba al de un aeropuerto colapsado.

Las negociaciones para intentar despejar el atasco comunitario continuarán esta misma noche (sábado) durante un encuentro, también en la capital comunitaria, entre la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; el presidente del Consejo de la UE, Herman Van Rompuy; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y su titular de Economía, Olli Rehn; y el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet. A la cita también está convocada la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

La cita de ese septeto, al que empieza a conocerse como "grupo de Fráncfort" porque se reunieron el pasado miércoles en esa ciudad alemana en un acto de homenaje a Trichet, intentará allanar las diferencias entre París y Berlín sobre el alcance de la respuesta a la crisis actual y, en particular, sobre el apalancamiento de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera. Sarkozy quiere transformar ese fondo en un poderoso instrumento que zanje el riesgo de contagio que ya alcanza a España e Italia y que podría llegar hasta su propio país. Berlín prefiere un fondo limitado y adoptar soluciones caso por caso, para mantener la presión sobre los Gobiernos que, como el de Berlusconi, parecen resistirse a tomar medidas de ajuste.

La recapitalización solo afectará a BBVA, Santander, Caixabank, Bankia y Popular

Si la Unión Europea saca adelante el preacuerdo sobre la segunda recapitalización de la banca europea, que sitúa las necesidades de capital en 100.000 millones y el ratio de capital de calidad en el 9%, solo los cinco grandes bancos españoles se verían afectados: BBVA, Santander, Caixabank, BFA Bankia y Popular.La vicepresidenta económica del Gobierno de España, Elena Salgado, defendió hoy a su llegada al Ecofin que, en caso de que sean necesarios "fondos adicionales para la recapitalización de alguna entidad" bancaria española, éstos se puedan "encontrar en el sector privado", pues "eso es lo ideal".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_