Nueva etapa tras un anuncio histórico

Zapatero ve una democracia sin violencia, "no sin memoria"

Rajoy cree que la tranquilidad "completa" llegará con la disolución

El Gobierno y los principales partidos políticos acogieron ayer con satisfacción el anuncio del fin de la violencia por parte de ETA, recordaron a las víctimas de la banda y agradecieron el trabajo de jueces, fiscales y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para acabar con el terrorismo. El presidente del PP, Mariano Rajoy, fue un poco más allá que José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba al manifestar que es "un paso importante" pero "la tranquilidad de la sociedad no será completa" hasta que la banda anuncie su "disolución y desmantelamiento".

El primero en comparecer fue el presidente del Gobierno, que calificó de "importante y transcendental" la noticia y agradeció LA confianza de toda la sociedad "en la democracia, la libertad y en España". Se ha "sufrido y combatido el terror" hasta lograr "que la razón democrática se abriera camino de una forma definitiva". Esto ha sido posible por la "determinación" de los sucesivos Gobiernos y presidentes. "Creo en justicia recordar a esta hora el trabajo de los distintos ministros del Interior y en particular de quienes me han acompañado en esta etapa", entre ellos, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero agradeció "la acción tenaz y eficaz" de la policía, así cómo de los miembros de la justicia, de los servicios de inteligencia "y de otros muchos servidores públicos". El presidente tuvo una mención especial para la colaboración de Francia, con la que España ha contraído "una perpetua deuda de gratitud y solidaridad". Pero sobre todo, dijo Zapatero, el final de ETA ha sido posible gracias "al temple y la firmeza de la sociedad española, guiada por la referencia del estado de Derecho".

Las víctimas estuvieron presentes en el discurso de Zapatero porque España tendrá "una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria". Esta acompañará "a las futuras generaciones de españoles". No obstante, los colectivos de víctimas se movían ayer entre la cautela y la desconfianza. El presidente se refirió también a la sociedad vasca, que ahora disfrutará "de una convivencia no anudada al miedo o a la intimidación". La unidad de los partidos democráticos ha sido determinante, según Zapatero. "Al Gobierno y al Parlamento que resulten de las próximas elecciones generales les corresponderá conducir esta nueva etapa que también deberá responder a un compromiso unitario".

Mariano Rajoy leyó un comunicado del PP cerca de las nueve de la noche en el que manifestaba su "satisfacción" por que España haya conseguido "que ETA haya renunciado por fin a imponer su proyecto político a través de la muerte, el miedo, la violencia y la exclusión". "Es una buena noticia", después de haber provocado "tanto sufrimiento y tanto dolor". No obstante, el líder del PP afirmó que con ser un paso importante, "la tranquilidad de los españoles solo será completa cuando se produzca la disolución irreversible de ETA y su desmantelamiento absoluto". Rajoy dijo que "el primer pensamiento" tras el anuncio del fin de la violencia ha de ser para "todas las personas inocentes cuyas vidas quedaron destruidas" porque las víctimas "son y seguirán siendo el referente moral" de la democracia. También agradeció la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad, jueces y fiscales por resultar "determinantes". La sociedad española ha sabido resistir "al chantaje criminal" durante décadas, dijo Rajoy, que se congratuló de que no haya hecho a la banda "ninguna concesión política".

Por su parte, el candidato socialista y exministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que ahora ETA "no es protagonista, el protagonista es el Estado de Derecho". "La sociedad ha sabido llegar hasta aquí y la sociedad sabrá conducir la etapa que hoy se abre", pues serán el próximo Gobierno y Parlamento "quienes tengan que hacerlo". El principio "que deberán seguir será el mismo" que el seguido hasta ahora: "la unidad". Rubalcaba agradeció la labor de la justicia y las fuerzas de seguridad, para añadir que "hoy (por ayer) más que nunca" se debe "tener presente a las víctimas". El lehendakari, Patxi López, se alegró del anuncio de ETA y de que "no haya logrado ninguno de sus objetivos".

Los sindicatos UGT y CC OO se congratularon también del anuncio de ETA. CC OO lo ve como "una excelente noticia" y advierte "un cambio cualitativo" en este comunicado de la banda frente a otros anteriores de treguas. El sindicato espera ahora que "las fuerzas políticas y los poderes públicos sepan estar a la altura". UGT ve "un triunfo de la sociedad española" y augura un proceso "largo y complejo".