Los tipos han subido ligeramente, aunque la demanda se mantiene alta

El Tesoro supera otra prueba de fuego y coloca 3.910 millones en deuda

El Tesoro Público ha captado 3.910 millones de euros, cuando el objetivo era de de entre 3.250 y 4.250 millones. La demanda casi ha duplicado el importe vendido, aunque los tipos se han elevado respecto a las subatas previas.

España ha superado otra prueba de fuego con la subasta de obligaciones de seis, ocho y 10 años que ha celebrado hoy. Ha tenido que ofrecer un tipo de interés medio del 5,11% en la deuda que vence en 2019; del 4,782% para la de 2017; y del 5,43% para el 2021.

Los tipos son ligeramente superiores a los que tuvo que pagar en las subastas anteriores. Por ejemplo, en la de septiembre de bonos a ocho años el tipo de interés se situó en el 4,969%, mientras que en los bonos a nueve años pagó el 5%.

España se ha impuesto a la adversidad en la subasta de deuda efectuada hoy. Los continuos ataques de las agencias de rating -el último, el efectuado por Moody's anteayer- no han impedido que el Tesoro haya colocado 3.910 millones de euros en deuda a largo plazo con una demanda total de 7.268 millones de euros.

La de Moody's supone la tercera rebaja que sufre España en apenas dos semanas, después de que tanto Fitch como Standard & Poor's revisaran a la baja sus calificaciones por el riesgo que supone la consolidación fiscal y el débil crecimiento económico.

En todo caso, las rebajas de Fitch y Standard & Poor's no afectaron a la emisión del Tesoro del martes, ya que el organismo dependiente del Ministerio de Economía no tuvo que elevar el interés para colocar 4.600 millones en letras a 12 y 18 meses. El Tesoro volvió a lograr un alta demanda y la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años se mantenía en el entorno de los 330 puntos básicos tras conocer la rebaja de calificación de Moody's.

Así, el Tesoro ha colocado esta semana 8.510 millones de euros, cerca del objetivo máximo de 9.000 millones de euros, y no volverá a acudir a los mercados hasta el día 25 de octubre, cuando emitirá letras a tres y seis meses.