Emisiones de letras y bonos

Buenos resultados en las citas de Portugal y Alemania con el mercado

Portugal ha colocado el montante máximo, 1.503 millones de euros, en letras a tres y seis meses sin subidas de intereses. Alemania también ha salido al mercado y ha colocado 4.000 millones de euros en bonos a 10 años con un ligero incremento de los intereses.

Según los datos del Instituto de Gestión de la Tesorería y el Crédito Público (IGCP) luso, los inversores compraron 1.071 millones de euros en títulos a tres meses a cambio de una rentabilidad del 4,97 por ciento, exactamente igual a la acordada el pasado 5 de octubre.

Por su parte, el Bundensbank informa que la emisión del Tesoro alemán ha sido de 4.075 millones de euros en bonos a 10 años. Ha sido una colocación en el rango alto pero con una subida de intereses con respecto a la última subasta donde se situó en el 1,80% frente al 2,09% de hoy. El ratio de cobertura, número de veces que la demanda ha superado al importe colocado, ha sido del 1,12%.

Pese a haber estabilizado el precio de la colocación, los intereses de la subasta lusa de hoy multiplica por diez la registrada en una emisión de similares características hace justo dos años, en octubre de 2009, cuando por su deuda a tres meses Portugal pagaba una tasa del 0,46%, lo que refleja el deterioro de la confianza que ha sufrido el país ante los mercados en este período.

A seis meses, el Portugal vendió otros 432 millones de euros por una penalización del 5,25 por ciento, la misma que en la subasta del pasado 21 de septiembre.La demanda en el plazo más corto duplicó la oferta de títulos y a seis meses casi la cuadruplicó, según el IGCP.

El resultado de la emisión de hoy vuelve a poner de manifiesto los problemas del país para financiarse a corto plazo -sus necesidades a largo plazo están cubiertas por los 78.000 millones de euros del rescate acordado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- debido a los altos intereses.

La presión sobre su deuda también aumentaba ligeramente hoy en el mercado secundario, donde se compran y venden los títulos adquiridos en subastas públicas, aunque continúa estable en comparación con los continuos incrementos de los últimos meses.