La CECA señala que dificultará el flujo del crédito

Las cajas advierten que la recapitalización dañará la economía real

Las cajas de ahorros también se plantan ante la recapitalización del sector financiero europeo. En nota de prensa, la CECA asegura que "el nuevo plan anunciado por la Comisión Europea puede dificultar el flujo del crédito y lastrar la capacidad de recuperación de la economía real".

Sede de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).
Sede de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) también se posiciona en contra de la recapitalización del sector financiero en España. Se unen así al discurso de Emilio Botín, presidente del Santander, o Ángel Ron, máximo ejecutivo del Popular, que han clamado en contra de más exigencias en los ratios de solvencia de las entidades.

"El nuevo plan anunciado por la Comisión Europea puede dificultar el flujo del crédito y lastrar la capacidad de recuperación de la economía real", ha señalado hoy el consejo de administración de la CECA. Las cajas de ahorros aseguran que "en España ya se ha realizado un plan de recapitalización similar al propuesto ahora por la Comisión Europea, mediante el Real Decreto para reforzar el sistema financiero español aprobado a comienzos de año.

La CECA sentencia que las cajas de ahorros han llevado a cabo un notable esfuerzo de saneamiento, consolidación, eficiencia y capitalización. La confederación señala que se ha materializado en un ajuste de capacidad del 13%, y en la salida a Bolsa de tres entidades -Bankia, Bankia Cívica y Caixabank- que en activos totales representan más del 50% del sector.

Las cajas consideran que el plan previsto puede poner en peligro los avances alcanzados hasta el momento, e impedir que se concreten todos los beneficios que seguirá generando la reestructuración del sistema financiero español. Incluso, aseveran que un incremento en el capital exigido "tendría consecuencias muy perniciosas sobre el flujo de crédito a la economía real".

La CECA piden a las autoridades españolas que hagan valer ante las instituciones europeas que la mayor restricción del crédito que cabe prever como consecuencia de este cambio de las "reglas de juego", supone una grave amenaza para la capacidad de recuperación de la economía, especialmente de familias y PYMEs, pudiendo retrasar la salida de la crisis.

Recortes en la valoración de la deuda

La otra gran protesta de la banca está en los recortes que se quieren aplicar a los bonos soberanos españoles. Las cajas subrayan que el estado de las finanzas públicas españolas no justifica la aplicación de recortes (haircuts) en la valoración de la deuda pública.

"En última instancia, el plan propuesto puede generar el efecto contrario al deseado, minando la confianza de los mercados hacia nuestro país y sus entidades financieras, y elevando la prima de riesgo", sentencia la CECA.