Por pactar precios

Bruselas multa con 128 millones a tres fabricantes de vidrio para tubos catódicos

La Comisión Europea ha multado este miércoles con 128 millones de euros a las empresas japonesas Asahi Glass y Nippon Electric y a la alemana Schott AG por pactar entre 1999 y 2004 los precios en el mercado de vidrio para tubos catódicos, utilizados para fabricar pantallas de televisión y ordenadores.

La empresa coreana Samsung se libra de las multas de la Comisión por haber sido la primera en delatar la existencia de un cártel.

La multa impuesta a las tres compañías tiene en cuenta una reducción del 10% por haber reconocido su participación en el acuerdo ilegal, lo que ha ayudado al Ejecutivo comunitario cerrar el caso más rápidamente.

"Las empresas no deben hacerse ninguna ilusión en cuanto a la determinación de la Comisión de luchar contra los cárteles e imponerles multas que les disuadan de infringir las reglas de competencia de la UE", ha dicho el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, en un comunicado.

El cártel funcionaba con reuniones bilaterales o trilaterales organizadas a petición de sus miembros. Estos completaban sus actividades de coordinación de precios intercambiando informaciones comerciales sensibles y confidenciales.

Las multas ascienden a 45,1 millones para Asahi Glass, a 43,2 millones para Nippon Electric y a 40,4 millones para Schott AG. Se han calculado teniendo en cuenta las ventas de vidrio para tubos catódicos realizadas por las empresas en el espacio económico europeo y la "extrema gravedad" de la infracción.