Tras el ajuste del rating del reino de España

Moody's degrada a 10 regiones y sitúa a Castilla-La Mancha en bono basura

Un día después de la rebaja de dos escalones de la deuda soberana de España, la agencia de calificación Moody's ha bajado la calificación a diez comunidades autónomas, a las diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa y a tres empresas públicas: Sepi, Adif y Cores.

Banderas de España y la UE
Banderas de España y la UE

Nuevo golpe de Moody's a España. Un día después de la rebaja de la solvencia del reino de España en dos escalones, toca el turno de las comunidades autónomas, las empresas públicas y la gran banca. Dentro del primer grupo, la agencia de calificación ha rebajado la nota de diez comunidades autónomas: Madrid, Cataluña, Galicia, Extremadura, Valencia, Castilla- La Mancha, Castilla León, Andalucía, Murcia y País Vasco, todas ellas con perspectiva negativa.

Moody's ha bajado la nota a todas ellas dos escalones excepto a Castilla-La Mancha donde el descenso es de cinco peldaños, de A3 a Ba2, lo que significa que para la agencia la nota de Castilla-La Mancha ya es bono basura. Las otras ocho comunidades mantienen su deuda como "grado de inversión" para Moody's, si bien la firma deja a Cataluña y Valencia a tan solo dos peldaños de la categoría de bono basura, en Baa2. Un grado por encima (Baa1) que Cataluña y Valencia se sitúa Murcia.

Además, la agencia ha rebajado la nota de tres empresas públicas: Sepi, Adif y Cores y ha bajado la calificación al Consorcio de Transportes de Bizkaia, al Instituto Valenciano de Finanzas, a las Universidades de Valencia (Universidad de Valencia, Universidad de Alicante, Universidad Jaume I de Castellón) y a la Feria de Valencia.

El pasado julio la agencia ya rebajó el nivel de calificación de seis regiones (Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla y León, Castilla La-Mancha y Murcia) y dejó amenazado ante una posible reducción a otras cuatro (Extremadura, País Vasco, Galicia y Madrid).

Golpe a la banca

La rebaja de Moody's alcanza a algunas de los principales entidades financieras españolas, entre ellas el Banco Santander y el BBVA. Las entidades afectadas por son el Banco Santander, el BBVA (ambas quedan en Aa3), CaixaBank y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), que pasan a A2. En todos los casos los baja un escalón y los sitúa con perspectiva negativa.

Moody''s sometió a revisión para una rebaja el pasado 29 de julio las calificaciones de la deuda y los depósitos de Banco Santander, BBVA, CaixaBank (los tres anteriormente con nota ''Aa2/P-1/B-''), así como de La Caixa (que tenía ''rating'' emisor ''A1'') y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) (en su última previsión con ''A1/P-1/C'').