Aumentó un 6,9% en un año

El Índice de Precios al Productor en EE UU subió un 0,8% en septiembre

El Índice de Precios al Productor (IPP) en Estados Unidos subió un 0,8% en septiembre, y aumentó un 6,9% en un año, informó hoy el Departamento de Trabajo. El incremento mensual lo encabezó el precio de la gasolina, que subió un 4,2%.

Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente del IPP fue del 0,2% en septiembre y del 2,5% en los últimos doce meses.

La mayoría de los analistas había calculado que el aumento del IPP en septiembre sería del 0,4% y que la inflación subyacente sería del 0,1%.

El dato muestra una aceleración del aumento de precios: en agosto el IPP se había mantenido sin cambios y en julio había subido apenas un 0,2%.

La presión inflacionaria podría limitar la capacidad de la Reserva Federal para continuar con sus estímulos monetarios para una reactivación económica que sigue lenta desde el fin de la recesión en julio de 2009.

El detalle de los datos constata un agudo incremento en los precios de la energía, que subieron en septiembre un 2,3% después de disminuciones en los tres meses anteriores.

Los precios de los alimentos aumentaron un 0,6% el mes pasado, el cuarto incremento mensual consecutivo. Los precios de los materiales, suministros y componentes intermedios -los que los productores usan para llegar a los productos acabados- subieron en septiembre un 0,6% tras una caída del 0,5% el mes anterior.