Cinco causas contra el hambre

Una visión global del voluntariado corporativo

Banco Santander cuantifica en 200.000 los profesionales que participarán en el mismo programa

En este 2011 se conmemora el Año Europeo del Voluntariado y, coincidiendo con esta celebración, Banco Santander ha decidido concretar, en un solo programa corporativo, las diferentes iniciativas puestas en marcha en este campo en los distintos países donde la entidad financiera tiene presencia. Así se ha configurado Voluntarios Santander Comprometidos, impulsado por el comité de sostenibilidad del banco que, lanzado este año en España, se quiere extender en 2012 a todos los países en los que la entidad está implantada.

Santander trabaja con la idea de que unos 200.000 profesionales de todo el mundo actúen bajo la acción social del grupo. "El programa de voluntariado surge de la demanda de los profesionales quienes, a través de una encuesta realizada en los principales países en los que opera el grupo, demandaban que el banco fuera más activo en temas de voluntariado", explican fuentes de recursos humanos de Santander, división responsable de este programa.

La entidad destaca, como característica fundamental, que se trata de un programa abierto a todos los profesionales que deseen realizar labores de voluntariado presencial o virtual. "El programa ofrece una amplia variedad de oportunidades a través de un portal creado a tal efecto". Según estas fuentes, el portal tiene una doble función: como canal de comunicación con los voluntarios y como vía para gestionar el tiempo que el banco les ofrece, que es de cuatro horas semanales, "en los proyectos que más se adapten a sus necesidades", aclaran.

La primera iniciativa se lanzó en junio en España a favor de la educación infantil en América Latina y consistió en una carrera solidaria en la que participaron 3.200 voluntarios. Los 50.000 euros conseguidos se destinaron a apoyar la labor educativa de Unicef en Oaxaca (México), gracias a la cual la entidad financiera espera ayudar a la alfabetización de 15.000 niños y jóvenes de 294 escuelas.

"Voluntarios Santander Comprometidos nace con vocación de extenderse a todos los países y a diferentes ejes de acción social. Por ejemplo, el mismo nombre así lo indica: comprometidos con la educación, en un primer momento, pero con la idea de que este compromiso se amplíe al medio ambiente, personas mayores, discapacidad, etcétera", aclaran desde la división de recursos humanos. Estas mismas fuentes recuerdan que la educación superior es el eje de la estrategia de responsabilidad social corporativa de la entidad, con una inversión de 100 millones de euros anuales.

Hasta la fecha, el banco hace un balance positivo del programa. "Durante el primer mes, cerca de 400 profesionales se convirtieron en voluntarios a través del portal de voluntariado y, un mes después, en junio, 3.200 voluntarios participaron en la I Carrera Solidaria Santander. También hay que destacar la alta participación en el Día Solidario de las Empresas, con cerca de 100 voluntarios involucrados, durante medio sábado, en labores de acción social con niños, personas con discapacidad y medioambientales".

Tras estos primeros pasos con la educación, el radio de acción del programa prevé incorporar progresivamente otros ejes, como el medioambiente, personas con discapacidad o la tercera edad. "Estos temas son de gran interés para los empleados del grupo, según manifestaron en una encuesta realizada en España, Reino Unido y Brasil", indican en la entidad financiera.

Experiencia

En el banco señalan que existe una larga experiencia en voluntariado en la mayoría de los países donde actúa como, por ejemplo, en Argentina y Chile, países donde a través de los programas Un techo para mi país y Un techo para Chile se colabora en la construcción de viviendas dignas para los colectivos más desfavorecidos.

Pero el país que supone una "referencia" para el grupo en este campo es Brasil, donde se lleva 13 años trabajando en el programa Ecola Brasil, dirigido a mejorar las escuelas públicas del país. En esta línea se enmarca la Carrera Santander eres tú en Reino Unido, organizada el pasado septiembre, o el Día Solidario de las Empresas.

24.000 euros para 600 niños en Colombia

Banco Santander colabora con la organización no gubernamental Acción contra el Hambre (ACH), dentro de su política de RSC, en la lucha contra la desnutrición crónica de la población indígena wiwa en la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia). El objetivo es obtener 24.000 euros en tres fases para ayudar a 600 niños a combatir la desnutrición. El proyecto dura seis meses y concluye el 31 de diciembre de 2011.

La fórmula elegida ha sido Almuerzos solidarios, mediante la cual los empleados del banco hacen una aportación en el comedor del grupo para este proyecto. La entidad, por su parte, se compromete a doblar la aportación realizada por los empleados. Para el banco, es importante que el desempeño de su actividad empresarial contribuya al progreso económico y social de las comunidades. "El banco y sus empleados colaboran, desde hace años, en múltiples proyectos que tienen como finalidad cubrir las necesidades básicas de los colectivos más desfavorecidos".

Fernando Sevillano, responsable de empresas de ACH, expone que "lo novedoso de este tipo de acción de RSC es que vincula a los empleados como parte de la responsabilidad social de la compañía. Es una tendencia al alza, más en tiempos de crisis".

Actuaciones

Alimentación: con la aportación del banco para alimentar a los niños wiwa de Colombia, ACH hace, en primer lugar, un complemento nutricional escolar, con la distribución de Plumy Doz. Después, apoya la elaboración de una mezcla local, a base de yuca colombiana y maíz, como alimento complementario.

Cultivo: el tercer paso es el apoyo al establecimiento y cultivo de granjas escolares y, por último, capacitará a profesores, padres y niños en temas de nutrición.

Niños: el índice de desnutrición crónica en los niños wiwas de menos de cinco años supera el 66%.