Afirma que la etapa de Zapatero "ha inmovilizado el país"

Aznar cree que España recuperará "la concordia y la cohesión" tras el 20-N

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha opinado hoy que tras las elecciones generales del 20 de noviembre habrá en España un proyecto basado "en la concordia entre los españoles y la cohesión de la nación".

Aznar ha expresado su confianza en que España salga del "agujero" después de ocho años de mandato del PSOE durante la clausura de un seminario sobre las relaciones entre Rusia y la UE celebrado en un hotel madrileño.

El exlíder del PP ha asegurado que los españoles podrán emprender pronto "un nuevo proceso de modernización económica, política y social" inspirado en el "espíritu de concordia que fundamentó el éxito de España" tras el franquismo.

"Gobernando para todos en un proyecto integrador, previsible y reformista. La seriedad, fiabilidad y saber a qué atenerse volverán a ser señas de identidad importantes", ha augurado.

A su juicio, la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero "ha inmovilizado el país" y ha alimentado la sensación de "improvisación, de incertidumbre, de falta de confianza y de no saber a qué atenerse en el futuro".

Aznar ha responsabilizado al PSOE de que España haya dejado de ser "motor y baluarte de estabilidad" y haya perdido peso en el exterior para ser mirada con "desconfianza" por sus políticas "irresponsables" de gasto público, la falta de reformas y el paro.

También ha acusado a los socialistas de aprobar medidas "deliberadas de confrontación" en el plano social y de romper los consensos de la Transición.

"La sensación hoy dentro y fuera es que España ha perdido el rumbo, y esa percepción no es fruto de la causalidad", ha concluido.

Ha recordado que cuando él llegó al poder en 1996, se encontró con una situación económica como la actual y las políticas que lideró contribuyeron a que España pudiera entrar en el euro.

"Las reformas tuvieron cierto éxito, si prefieren, bastante éxito, si me siguen apretando un poco más, hasta mucho éxito, tanto que se habló del milagro español, lo que no comparto, porque el éxito fue fruto del trabajo y la perseverancia de los españoles y de políticas sensatas y reformistas", ha sostenido Aznar.