Muy confidencial

Los ayuntamientos se libran de su examen anual sobre transparencia

La celebración de las elecciones municipales el pasado 22 de mayo y el adelanto de las generales al 20 de noviembre permitirán a los ayuntamientos no verse retratados en el informe que la organización Transparencia Internacional realiza anualmente y en el que ofrece un análisis pormenorizado en cinco áreas: información general, relaciones con los ciudadanos, transparencia económico-financiera, transparencia en la contratación de servicios y transparencia en materia de urbanismo y obras públicas.

La citada organización ha decidido posponerlo hasta el año que viene para no interferir en ninguna de las dos votaciones, aunque su publicación este año habría sido crucial para conocer el estado real de las cuentas en algunos ayuntamientos, en especial en aquellos en los que se ha producido un cambio de gobierno y en el que han aflorado agujeros contables y facturas sin justificar.

En el índice del año pasado, Almería fue el ayuntamiento más opaco en materia de urbanismo y obras públicas, con una puntuación de 5,9 puntos sobre 100, mientras que Cáceres, Burgos y Santa Cruz de Tenerife resultaron ser los menos transparentes en contrataciones de servicios, con 14,3 puntos.