Nueva ronda en el baile de fusiones