En el madrileño barrio de Salamanca

La primera tienda de Abercrombie en España abrirá sus puertas el 3 de noviembre

La cadena estadounidense de ropa Abercrombie & Fitch abrirá el próximo 3 de noviembre su primera tienda en España, un local de 1.200 metros cuadrados ubicado en la madrileña plaza del Marqués de Salamanca y que lucirá la estética característica de esta multinacional especializada en adolescentes.

Exterior del inmueble madrileño donde Abercrombie & Fitch ubicará su primera tienda en España
Exterior del inmueble madrileño donde Abercrombie & Fitch ubicará su primera tienda en España

Fuentes empresariales confirmaron a Efe que este grupo, fundado en 1892 y que cotiza en Wall Street, cuenta con más de 1.000 tiendas y se ha embarcado en su expansión internacional con la apertura de locales en Milán (Italia), París, Londres, Japón y Canadá.

Abercrombie & Fitch (A&F) desembarca ahora en Madrid con tienda propia, que estará ubicada en el decimonónico Palacio de Aguas de Sevilla, después de más de un año de rehabilitación.

Su filial Hollister sí estaba ya presente en el mercado español, con establecimientos en Madrid, Barcelona y Valencia, a los que prevé añadir en las próximas semanas otros nuevos en Málaga, Bilbao y en la capital.

A&F tuvo un beneficio neto en el segundo trimestre del año de 32 millones de dólares (unos 23 millones de euros), un 64% más que en el mismo periodo de 2010.

La firma protagonizó este verano multitud de titulares en la prensa estadounidense cuando se ofreció a pagar a una estrella del "reality show" televisivo The Jersey Shore para que no luciera en pantalla sus prendas al considerar que perjudicaba su imagen.

La compañía estudia desde hace años su entrada en el mercado español y, aunque la crisis y el actual escenario internacional la han demorado, algunos de sus productos ya se utilizan en el país tras haber sido adquiridos por internet o en otra ciudad europea.

Las fuentes empresariales consultadas explican que la compañía espera que la inauguración de la tienda en Madrid tenga el mismo éxito que lograron las aperturas en Londres o París.

Por ejemplo, en la capital francesa los consumidores tuvieron que guardar largas colas para acceder al edificio de más de 9.500 metros cuadrados ubicado en los Campos Elíseos y en la que los modelos contratados por la empresa atendieron a los compradores.