En un palacete del barrio de Salamanca

Abercrombie se engalana para su estreno en Madrid

Pone en marcha la selección de su personal en España.

Exterior del inmueble madrileño donde Abercrombie & Fitch ubicará su primera tienda en España
Exterior del inmueble madrileño donde Abercrombie & Fitch ubicará su primera tienda en España

A la vuelta de la esquina. Abercrombie & Fitch (A&F) empieza a dar forma a su primer establecimiento en España. Desde hace unos días el palacete madrileño donde este verano inaugurará su tienda en la capital está oculto bajo una inmensa lona. Con los colores, el logo y la estética de A&F, la multinacional estadounidense camufla las obras de un local cuyo estreno ha sido retrasado varios años a causa de la crisis.

Por el momento, no hay fecha de apertura, aunque A&F podría dar más detalles la próxima semana ya que presentará resultados y, probablemente, adelantará sus previsiones para 2011. La compañía tampoco desvela cuál será el coste de su tienda insignia en España. Un coste presumiblemente alto, dado su emplazamiento -la plaza del Marqués de Salamanca- y la necesidad de remodelar el inmueble de arriba a abajo.

El edificio debe dejar de ser un palacete para dar espacio suficiente a los muchos recovecos que caracterizan las tiendas de Abercrombie & Fitch, donde la oscuridad es la tónica dominante y la luz tan solo incide sobre las prendas. No en vano, A&F ha hecho bandera de la experiencia de compra como factor clave para diferenciarse de su competencia. A la iluminación se añade la música y los vendedores -modelos- que caracterizan la imagen de la marca. Una estética que supondrá un giro al esquema tradicional del comercio español, aunque el grupo A&F ya está presente en dos centros comerciales de Madrid y Barcelona a través de la enseña Hollister.

En cuanto al inmueble, contará con una superficie de 1.300 metros cuadrados. El consejero delegado de la compañía, Mike Jeffries, cree que se trata de un emplazamiento "fantástico". Pese a estar situado en la calle Ortega y Gasset, una de las más exclusivas de la capital donde se encuentran marcas como Tiffany & Co o Chanel, entre otras, la plaza del Marqués de Salamanca se encuentra fuera del circuito comercial de esta vía, lo que ha llevado a voces del sector a cuestionarse si se trata del emplazamiento más adecuado para un nombre del peso de Abercrombie.

Su consejero delegado tan solo ha adelantado que confía en que el local sea "rentable", pero sin establecer plazos para conseguirlo. Sí asume, sin embargo, que las previsiones de ventas de la multinacional en España "son conservadoras". No en vano, los precios de A&F son más elevados que los de sus previsibles competidores como Inditex. Sin embargo, en un primer momento los precios de A&F quedarán atemperados por las rebajas, ya que la multinacional llegará a España en plena campaña de descuentos de verano.

Pese a no haber previsto una fecha de apertura, la multinacional ya ha comenzado el proceso de selección de su personal español. En concreto, a través de su web solicita el currículum vitae de aquellos que quieran participar en el programa de formación que denomina manager in training. Bajo este programa, A&F engloba todo el proceso de formación para conocer el negocio del grupo norteamericano: funcionamiento de las tiendas, recursos humanos, marketing, decoración de los establecimientos, etc. La compañía explica en su página web que este programa es fundamental para lograr la promoción dentro de la empresa y que gran parte de sus actuales directivos han pasado por él. Para participar, A&F requiere tanto habilidades de gestión como conocimientos sobre el mundo de la moda.

Este año, el grupo norteamericano también tiene previsto abrir su primera tienda de Abercrombie & Fitch en los Campos Elíseos de París. En total, 15 tiendas de su principal enseña que se sumarán a la treintena de locales de Hollister. Unas aperturas que conllevarán una inversión de entre 165 y 190 millones de dólares (entre 121 y 139 millones de euros).