Aprobado también un suplemento de crédito extraordinario para el Servicio Público Estatal de Empleo.

El Gobierno aprueba la unificación de los tres fondos de garantía

El Gobierno ha aprobado la unificación de los tres fondos de garantía de depósitos existentes, de bancos, cajas y cooperativas de crédito, en uno solo para que absorba las eventuales pérdidas futuras del sector financiero.- Aprobado también un crédito extraordinario de 4.221 millones de euros destinados a diversos ministerios.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco, insistió en que el objetivo de la medida es que el nuevo fondo asuma "cualquier posible coste de la reestructuración". A partir de ahora, este único Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se nutrirá de las aportaciones de las entidades financieras, va a proveer al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ante las pérdidas netas potenciales que puedan acontecer en el proceso de reestructuración.

La vicepresidenta y ministra del Economía, Elena Salgado , ha reconocido que, de momento, las únicas pérdidas que tendrá que asumir el FROB serán los 2.800 millones de la intervención de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Asimismo, la ministra ha asegurado que las aportaciones se mantienen en el 2 por 1.000, aunque podrán ser flexibles, y que en todo caso, el FGD tiene capacidad de endeudarse.

El FGD de garantía de depósitos compatibilizará esta nueva función con la originaria de garantizar los ahorros de los españoles a razón de 100.000 euros por depositante y entidad financiera.

Créditos extraordinarios

El Consejo de Ministros ha aprobado también una batería de créditos extraordinarios por valor de 4.221 millones de euros a diferentes ministerios para la financiación de gastos de diversa índole. La parte más importante del importe total autorizado (3.567,55 millones de euros), se destinará al Servicio Público de Empleo Estatal para compensar pagos correspondientes a ejercicios anteriores. Estas partidas no tienen incidencia en la cifra de déficit, ya que se trata de pagos que ya fueron contabilizados en anteriores ejercicios, en el momento en que correspondió abonar dichas obligaciones.

Los 654 millones de euros restantes, que si tienen incidencia en el déficit, se corresponden con suplementos de crédito y créditos extraordinarios que se destinarán a atender distintas obligaciones de ministerios que han generado necesidades de crédito adicionales a las inicialmente previstas.

Para compensar el impacto presupuestario de estas necesidades adicionales que se han puesto de manifiesto en el tramo final del año y evitar que se traduzcan en una desviación en el cumplimiento del objetivo de déficit, el Consejo de Ministros ha acordado en su reunión de hoy la aprobación de una declaración de no disponibilidad de crédito por importe equivalente al de estos créditos adicionales, 654 millones de euros.