Telecomunicaciones

France Télécom reestructura sus divisiones de investigación

Orange sigue los pasos de otras operadoras que han dado un impulso a sus áreas de internet y nuevas tecnologías

France Télécom ha puesto en marcha una amplia reestructuración de sus operaciones de investigación y desarrollo (I+D). Según publicó ayer el diario galo Les Echos, la compañía francesa ha diseñado seis grandes líneas de actuación: smart cities, pago con el móvil, agregación de contenidos, conexiones móviles, servicios y redes inteligentes.

Con este movimiento, France Télécom busca reducir la complejidad de su actual estructura para facilitar las innovaciones y su posterior puesta en valor. Actualmente, la compañía tiene cuatro grandes centros tecnológicos, en París y en Reino Unido, Polonia y Alemania, que desarrollan productos y servicios para esos mercados. Además, su filial Orange Labs tiene centros en El Cairo, Pekín, Tokio y San Francisco.

Dentro de estos cambios, la empresa busca integrar su actividad de I+D, puesto que considera que actualmente está muy fragmentada geográficamente. La operadora también ha decidido poner fin a su proyecto Orange Vallee iniciado en 2007 para inyectar en el grupo el espíritu de las start-ups, a causa de las pérdidas sufridas. De todas maneras, France Télécom niega que vaya a reducir las inversiones en I+D. En 2010, no obstante, destinó unas partidas a esta área de 845 millones, frente a los 862 millones de 2009 y los 900 millones de 2008.

ORANGE 13,64 -0,37%

La puesta en marcha de esta reestructuración en el segmento del I+D y la redefinición de seis grandes áreas de actuación parecen demostrar que France Télécom no quiere perder presencia en estas actividades. De hecho, en estos momentos algunas de las grandes operadoras de telecos están poniendo en marcha grandes proyectos en el segmento de internet y las nuevas tecnologías. Una actividad a la que las compañías del sector están dando una gran relevancia.

Así, Telefónica fue la primera en mover ficha al crear una división, bautizada como Telefónica Digital, que agrupará todos los negocios de la compañía en esta área, además de crear varias subsedes, incluida una en Silicon Valley. En esta línea, Vodafone anunció posteriormente la apertura de un centro tecnológico de I+D en el propio Silicon Valley, denominado Vodafone Xone, y que va a trabajar en el desarrollo de aplicaciones.

De igual forma, Telenor anunció la constitución de una filial, a la que ha bautizado como Digital Services, destinada a agrupar los distintos negocios digitales para fortalecer su presencia en el "emergente ecosistema de internet".