Según la OSC

Wall Street recortará 10.000 empleos en los próximos 14 meses

La industria financiera en el Estado de Nueva York suprimirá otros 10.000 empleos hasta finales de 2012, lo que eleva la factura laboral de la crisis en este sector a 32.000 puestos de trabajo perdidos desde enero de 2008. Asimismo, el beneficio de las compañías que forman parte de la Bolsa de Nueva York caerá este año un tercio respecto a 2010. Así lo recoge un informe elaborado por la Oficina del Interventor del Estado de Nueva York (OSC por sus siglas en inglés).

"Tras crear 9.900 empleos entre enero y abril de 2011, la industria financiera perdió 4.100 puestos de trabajo hasta agosto y se espera que continúe la pérdida de empleos por la caída de la rentabilidad y los recientes anuncios de despidos", señala el informe de la OSC.

En este sentido, el documento subraya la importancia para la ciudad y el Estado de Nueva York de la industria financiera, ya que uno de cada ocho empleos en la ciudad y uno de cada 13 en el conjunto del Estado están ligados a este sector.

"La industria financiera registró un fuerte inicio de 2011, pero sus perspectivas se han enfriado considerablemente para la segunda mitad del año", destacó el interventor de Nueva York, Thomas DiNapoli, quien auguró que "los beneficios caerán de manera acusada, las pérdidas de empleo seguirán y los bonus serán menores", lo que lastrará los ingresos públicos, ya que "cuando Wall Street frena, Nueva York siente el impacto".

De hecho, la dependencia presupuestaria de la ciudad y el estado de Nueva York se refleja en que el año pasado los ingresos procedentes del sector financiero representaron el 14% de la recaudación fiscal del Estado de Nueva York y el 7% del total de los de la ciudad.

Así, el interventor neoyorquino apunta que por cada empleo creado o destruido en el sector financiero se generan o eliminan dos puestos de trabajo adicionales en otros sectores en la ciudad de Nueva York y otro más a nivel estatal.

Caen los beneficios, bajan los bonus

Por otro lado, el informe pronostica que los beneficios de las firmas que forman parte de la Bolsa de Nueva York no alcanzarán los 18.000 millones de dólares (13.235 millones de euros), por debajo del objetivo de 20.000 millones de dólares (14.705 millones de euros) y un tercio por debajo de los resultados de 2010.

De este modo, las primas en efectivo "probablemente serán inferiores" a las del año pasado, lo que supone el segundo descenso consecutivo de los bonus en Wall Street, donde, sin embargo, el salario medio se situó en 2010 en 361.330 dólares anuales (265.683 euros), un 16,1% más que el año anterior y 5,5 veces por encima del sueldo medio en el sector privado de Estados Unidos.