El grupo cooperativo apuesta por transformar su tejido empresarial

Mondragón plantea el cierre ordenado de negocios y abordar nuevas alianzas

Mondragón Corporación se prepara para los nuevos tiempos. El grupo cooperativo vasco, en un documento debatido en su asamblea general del pasado 28 de septiembre, apuesta por abordar nuevas alianzas "tanto externas como internas" y el cierre "ordenado" de las actividades que "no tienen futuro".

La política socio empresarial 2013-2016 de Mondragón Corporación inicia su andadura. La estrategia aprobada en su asamblea general y que servirá de guía para reinventar el primer grupo de economía social en España, tiene como principales objetivos mantener su espíritu cooperativo, ser competitivo, rentable y emprendedor que genere empleo de valor añadido y sostenible en el entorno.

El proceso de reflexión interna incluye, por primera vez, una visión a futuro de lo que quiere ser la Corporación. También sus metas para los próximos años y unas líneas básicas de actuación "que no es otro que la transformación de nuestro tejido empresarial", según manifiesta José María Aldekoa, presidente de Mondragón en TU Lankide, la revista interna del grupo.

La necesidad de contar con negocios rentables y competitivos "en el nuevo escenario global" supone implementar una política que generará una lista de damnificados en beneficio del conjunto del grupo. Así Mondragón se plantea acelerar el proceso de migración de las actividades empresariales "hacia productos y servicios que generan más valor y mejoren la posición competitiva de los negocios", asegura Aldekoa.

El presidente de Mondragón incide que esta actuación supondrá que las actividades "con pérdidas sostenidas" se someterán a un "análisis riguroso" para que, si "la actividad y el sector no tiene futuro", se programe un cierre "ordenado" para centrarse "en las que tiene futuro y generan puestos de trabajo", según Aldekoa.

Construcción y hogar

El documento aprobado por la asamblea de Mondragón no cita sectores susceptible de reconversión. Sin embargo, son las cooperativas ligadas al sector de la construcción y a la división de hogar las que están atravesando mayores dificultades.

El área de distribución, liderada por Eroski, ha dado ya una vuelta a su planteamiento tras las pérdidas registradas estos últimos años. Su presidente, Xabier Markaide, señala en TU Lankide que el desarrollo de Eroski se basará en la calidad, "más que en el crecimiento en extensión". Txema Guisasola, director general de la División de Hogar, añade que las "alianzas" deben ser el eje central para garantizar su futuro.

Más empleos y beneficios el pasado año pese a la crisis

Mondragón Corporación cerró el año pasado generando 1.378 nuevos empleos y unos beneficios de 178 millones. Estos resultados, según el holding empresarial presidido por José María Aldekoa, se alcanzaron tras la eficacia de las medidas de ajuste adoptadas en los últimos años "que han permitido mejorar sustancialmente la competitividad de los negocios".

También contribuyó la presencia "cada vez mayor" en los mercados internacionales, así como su apuesta por la innovación "que ha posibilitado que un 21,4% de las ventas del área industrial en 2010 fueron y servicios nuevos, no existentes hace cinco años". Precisamente esta estrategia es la que se pretende inculcar a las cooperativas desde la dirección del grupo.

Las líneas básicas de actuación para realizar la transformación empresarial se centran en el dimensionamiento, la internacionalización, innovación, intercooperación y compromiso e identidad cooperativa. Así se apostará por alianzas, tanto internas como externas y por proyectos que participan conjuntamente varias cooperativas.