Recuerda que Reino Unido apoyó a Irlanda

Barroso pide que toda la UE, no solo la zona euro, ayude a Grecia

El presidente de la Comisión Europea ha pedido que todos los países de la Unión, y no solo los que forman parte del euro, ayuden a Grecia, dado que es de su interés la estabilidad de la divisa.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, considera que la ayuda a Grecia debe implicar al conjunto de la Unión Europea (UE), no sólo a la zona euro, ya que la estabilización de la moneda única es de interés común.

"Desearía que contribuyeran a la ayuda todos los países que pueden permitírselo financieramente, puesto que afecta también a sus intereses", apunta Barroso, en una entrevista hoy al popular diario Bild. "Si el euro se tambalea, todos los países entrarán en dificultades. También los que tienen moneda propia", prosigue el presidente de la CE.

Barroso recuerda, a ese respecto, que el Reino Unido apoyó a Irlanda en su momento, a pesar de no estar en la zona euro.

El político portugués afirma que Alemania, hasta ahora, no ha perdido dinero en el rescate griego, ya que su aportación no ha consistido en pagos directos, sino en créditos y garantías e insiste en que, en tanto que mayor economía de Europa, es asimismo el país que mayor provecho ha sacado del euro.

La entrevista que publica hoy Bild es la segunda parte de las declaraciones que hizo Barroso ayer a ese rotativo, donde advertía contra las "reacciones de pánico" de los mercados y señalaba que, hoy por hoy, una insolvencia de Grecia sería más cara que el rescate.

"Estamos convencidos de que una insolvencia de Grecia no sería precisamente más barata para todos los implicados que el rescate ahora ampliado", apuntaba Barroso.

El político portugués recordaba que en 1998 la CE, en un informe, "expresó claramente que Grecia no cumplía los criterios para estar en el euro", pero que finalmente se aprobó su incorporación por una mera "decisión política".