Entre ellos, las filiales de Santander en los dos países

Moody's recorta la calificación a 21 bancos portugueses y británicos

La agencia de calificación de riesgos Moody's anunció hoy su decisión de rebajar el rating de 12 entidades financieras de Reino Unido, entre ellas la filial británica de Santander, Lloyds Bank y Royal Bank of Scotland. En Portugal sucedió lo mismo con otros nueve bancos, también la filial del Santander ellos.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado el 'rating' de doce instituciones financieras británicas (incluída la filial del Santander, Lloyds y Royal Bank of Scotland) al considerar que las medidas adoptadas por las autoridades británicas han reducido "significativamente" la estimación de apoyo a estas entidades en el medio y largo plazo.

"Moody's cree que el Gobierno es probable que continúe proporcionando algún grado de apoyo a las instituciones financieras sistémicamente importantes, lo que continúa representando hasta tres escalones al alza. Sin embargo, es más probable ahora que permita a instituciones financieras más pequeñas caer si se convierten en problemáticas", explica la agencia.

Con esta decisión, con la que concluye su revisión del apoyo sistémico por parte del Gobierno a estas instituciones que inició el pasado 24 de mayo, Moody's estima que se ha producido una retirada de apoyo sistémico a siete pequeñas entidades y se ha reducido en entre uno y tres escalones el apoyo a cinco de las mayores instituciones del países, que soMoody's advierte sobre la solvencia de las entidades financieras en Reino Unido y Portugal.

Moody's ha dividido a los bancos del país en tres grupos. Por un lado, están los bancos con una probabilidad de apoyo "muy alta", que incluye a las cuatro mayores entidades de su economía: RBS, Lloyds, Barclays y HSBC. En este caso, la agencia cree que este menor apoyo público que prevé afecta sólo a la calificación de dos de estos bancos, Lloyds y RBS.

Por otra parte, apunta a la existencia de entidades con un grado de apoyo "moderado o alto", entra las que se encuentra Nationwide, Santander UK, Co-operative Bank y Clydesdale Bank, con redes nacionales pero con un tamaño que, pese a ser importante, es más pequeño.

Algo parecido sucedió en el caso portugués, donde nueve bancos han visto degradadas sus calificaciones. Una vez más, la filial británica de Santander entre ellas. "El motivo clave para las rebajas de la mayor parte de bancos y de sus depósitos es [...] el deterioro de su fortaleza financiera", el cual va aproseguir en las próximas semanas, aseguró en su nota. La agencia asegura que el sistema bancario luso corre a "riesgos" la hora de implantar los planes acordados por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional junto a las autoridades nacionales en virtud del rescate financiero, solicitado por Portugal el pasado mes de abril.