Fusionará los tres fondos de garantía de depósitos

El Gobierno carga a los bancos el coste de la reestructuración de las cajas

El Gobierno reforma el Fondo de Garantía de Depósitos, a partir de ahora el FROB se valdrá del nuevo fondo para pagar los costes de reestructuración. La ministra Salgado explica que así la banca asumirá los costes de la reestructuración.

Más cambios en el sistema financiero. La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha anunciado que unificará los tres Fondos de Garantía de Depósitos: el de las cajas de ahorros, el de los bancos y el de las cooperativas de crédito. La finalidad del nuevo fondo es llevar a cabo las actuaciones necesarias que refuercen la solvencia y funcionamiento de una entidad en dificultades.

Así, el nuevo Fondo de Garantía de Depósitos va a proveer una garantía al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por las perdidas netas que pudieran aparecer en la reestructuración del sector financiero. El sector asume los costes que pueden ocasionar su reestructuración. El nuevo fondo contará 6.600 millones de patrimonio neto y con personalidad jurídica , por lo que posee capacidad de endeudamiento y de absorber pérdidas eventuales en el proceso de reestructuración. Salgado considera razonable que la banca asuma estos costes ya que "el 98% de los activos y pasivos financieros de las cajas son gestionados a traves de bancos".

Fue el Fondo de Garantía de Depósitos el que aportó los fondos para rescatar a Caja Castilla La Mancha y es razonable que sea el que aporte los fondos para la reestructuración del sector financiero, según ha explicado la ministra en rueda de prensa, que ha reiterado que se siguen garantizando los fondos del depositante. Ahora mismo, la cobertura asciende a 100.000 euros por cliente y entidad.

Elena Salgado ha insistido en que la intención del Gobierno es que las posibles pérdidas futuras -tras la nacionalización la semana pasada de Catalunyacaixa, CAM, Unnim y Novacaixagalicia- que pudieran aparecer en el proceso de reestructuraron no se trasladen al contribuyente y no afecten al déficit publico.

La ministra también ha defendido la actuación del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y ha calificado de "irresponsables" las críticas vertidas por el líder del Partido Popular Mariano Rajoy.

Reitera el compromiso de reducción del déficit

Salgado también se ha mostrado confianza de que España pueda conseguir su objetivo de reducir el déficit en un 6% sin necesidad de recortes adicionales. "Creemos que estamos en el camino". La responsable de la cartera económica ha descartado que se vaya a producir un nuevo recorte en los salarios de los funcionarios, aunque sí ha reconocido que no se vayan a cumplir las previsiones de crecimiento para 2011: "No va a ser fácil llegar al 1,3%, pero no vamos a hacer una nueva proyección. Sólo puedo decir que el tercer y cuarto trimestre van a ser de crecimiento positivo".