Informe de Competencia

Competencia cuestiona la eficiencia de las ayudas autonómicas a las aerolíneas

El informe concreta que el total de los fondos públicos concedidos para fomentar la afluencia de usuarios a determinados destinos roza los 250 millones de euros durante ese período.

Las aerolíneas Air Nostrum y la ''low cost'' Ryanair son las compañías áreas que más ayudas y fondos públicos recibieron entre 2007 y 2011 de las comunidades autónomas por actuaciones desarrolladas entre administraciones y entes públicos, por un lado, y compañías aéreas, por otro, destinadas a incrementar la afluencia de viajeros a determinados destinos, según informa la Comisión Nacional de Competencia (CNC) en su informe sobre ayudas públicas.

El informe concreta que el total de los fondos públicos concedidos a través de estas actuaciones en el periodo 2007-2011 roza los 250 millones de euros, siendo el reparto "muy desigual" entre las administraciones del ámbito territorial de las distintas comunidades autónomas y los diferentes aeropuertos indirectamente afectados, fundamentalmente de carácter regional. Las principales receptoras de estos fondos son, además de Air Nostrum y Ryanair, la compañía leonesa ya desaparecida Lagunair, y la ''low cost'' participada por Iberia Vueling.

Los fondos recibidos por las demás aerolíneas beneficiatias son inferiores a 5 millones de euros, destacando Air Berlin, Air Europa, Spanair, Wizz Air y easyJet. Los fondos recibidos por cada una del resto de aerolíneas "no llegan al millón de euros", señala la CNC.

Desviación de la demanda

Según especifica el informe, se ha detectado correlación entre los fondos recibidos por numerosas aerolíneas de bajo coste y su número de viajeros, lo que puede indicar que, más que a la creación de mercado, "estos fondos están contribuyendo a acentuar el proceso de desviación de la demanda desde las compañías tradicionales hacia este tipo de aerolíneas que viene observándose en los últimos años".

Asimismo, muchos de los aeropuertos que se han visto más beneficiados a través de los fondos recibidos por las aerolíneas que operan en ellos han registrado una disminución de su tráfico de pasajeros muy superior a la de la media nacional, "a pesar del elevado volumen de dichos fondos", subrayó Competencia. El organismo advierte que esta información permite plantear "dudas" acerca de la eficiencia "que se deriva de este tipo de actuaciones", en la medida en que contribuyen a crear o mantener rutas, aerolíneas e incluso aeropuertos "en los que la demanda autónoma es escasa o fuertemente decreciente, especialmente cuando se trata de rutas o zonas geográficas cercanas entre sí, y suficientemente comunicadas por redes de medios de transporte alternativo".

Según la CNC, también es necesario considerar el impacto negativo que, en determinadas circunstancias, "pueden tener sobre la competencia efectiva entre aeropuertos, rutas o aerolíneas económicamente rentables". Por último, se ha detectado que ninguna sola de estas ayudas públicas se ha notificado a la Comisión Europea (CE), "como corresponde legalmente hacerlo cuando se supera una cuantía determinada".