A fondo

¿Qué se juega Apple con el iPhone 4S? El 46% de sus ingresos

La llegada del iPhone 4S tiene un peso decisivo para las cuentas de resultados de Apple. Sólo en el último trimestre, el negocio vinculado al smartphone aportó el 46% de sus ingresos.

La llegada al mercado del iPhone 4S, además de su componente tecnológico-folklórico, tiene un impacto directo en las cuentas de Apple, la mayor tecnológica del mundo por valor bursátil. Es decir, los movimientos de Apple en el entorno son, si cabe, los más decisivos para la compañía en estos momentos, al menos en término de influencia en su facturación. En el último trimestre, la empresa de la manzana vendió 20,34 millones de unidades, cifra que supone un incremento del 142% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Pero, el iPhone generó para Apple unos ingresos entre abril y junio de 13.311 millones de dólares, un 150% más que hace un año. Además, el popular smartphone con los productos y servicios que lleva asociados, aportó el 46,5% de los ingresos del gigante estadounidense en ese trimestre. Lo más probable es que, en las cuentas de su recién terminado ejercicio fiscal (acabó el 30 de septiembre), que serán presentadas en los próximos días, su influencia haya sido muy similar. Y en el ejercicio que acaba de comenzar, el escenario será parecido, con permiso del creciente peso del iPad.

De momento, los analistas siguen haciendo apuestas sobre hasta dónde puede llegar el iPhone, ahora ya el nuevo iPhone 4S. La pasada semana, la casa de Bolsa Janney Capital Markets calculó que, durante este ejercicio, Apple comercializará 107 millones de unidades de su dispositivo, cifra que supone un incremento del 27% en relación al año pasado. Es decir, pese a la competencia del Android, comercializado por compañías como Samsung, LG, Sony Ericsson, Huawei o Motorola (en proceso de ser comprada por Google), Apple va a seguir manteniendo la estela de crecimiento.

Estos analistas señalan que el fin de los acuerdos de exclusividad con operadores, que marcaron la estrategia inicial de Apple en el lanzamiento e implantación del iPhone, van a proporcionar ahora a la compañía el acceso a muchos millones de clientes en todo el mundo que hasta ahora no podían acceder al móvil simplemente porque su operador no lo tenía en su catálogo. Entre los operadores que van a incorporar el iPhone a sus escaparates figuran la estadounidense Sprint Nextel, confirmada por la propia empresa, que cuenta con 52 millones de clientes, o el gigante asiático China Mobile, que tiene actualmente cerca de 630 millones de usuarios. La compañía de la manzana tiene claro que es clave el hecho de que cuantos más operadores comercialicen su terminal, mejor le irá. Más que nada porque sabe que cuenta con un único modelo de terminal, cuando sus rivales suman muchos alrededor de Android. Algo que también pasará con el nuevo Windows Phone.

En este contexto, parece claro que el iPhone, y en menor medida el iPad, han sido claves en el imparable crecimiento de Apple, que en el ejercicio fiscal recién terminado va a superar la histórica cota de los 100.000 millones de dólares en ingresos, cifra sólo superada por grupos como HP, Samsung o IBM. Con este ritmo la compañía de la manzana podría superar este año a estos grupos. Eso sí, si el iPhone 4S logra mantener el mismo avance que sus antecesores.

De igual forma, esta progresión ha tenido un impacto directo en las acciones de Apple, que en este momento presentan una revalorización próxima al 20% con respecto a principios de año (el S&P 500 se ha dejado en torno a un 10%). La empresa batió hace pocos días su máximo histórico en Bolsa, lo que ha consolidado su posición como líder global en capitalización bursátil (llegó a superar la cota de los 390.000 millones de dólares), por encima de la petrolera ExxonMobil.

Sin embargo, este entusiasmo ha perdido algo de vigor por la supuesta decepción en la llegada del iPhone 4S. Las acciones de la empresa llegaron a caer hasta un 5% en la sesión de ayer, que coincidía con la presentación del dispositivo, si bien al final lograron frenar esa bajada gracias a la recuperación del mercado. No obstante, Apple ha vuelto a ceder, al menos temporalmente, el liderazgo bursátil ante ExxonMobil. La lucha entre el iPhone 4S y el precio del petróleo se va a mantener.