La coreana atacará el lanzamiento en Francia e Italia

España se salva por ahora de la amenaza de Samsung al iPhone

Los fans españoles puedes respirar tranquilos. Samsung no amenazará el lanzamiento del nuevo iPhone en territorio nacional. Por ahora.

Puede que el nuevo iPhone presentado ayer por Apple haya sido una decepción. Cuando millones de adictos a la applemanía esperaban un iPhone 5, se encontraron en cambio con una versión idéntica al 4 aunque con algunas mejoras. Pero eso no impide que el lanzamiento del nuevo móvil sea uno de los acontecimientos más esperados del mundo tecnológico y que muchos contuvieran el aliento ante los intentos de Samsung de parar la salida del ultrafamoso teléfono.

Al final, Samsung va a sacar la artillería. La fabricante surcoreana de móviles ha anunciado esta mañana el inicio de acciones legales por violación de patentes. Pero España no es uno de los países donde va a lanzar la andanada, al menos al principio. Según la comunicación remitida por Samsung, las denuncias se interpondrán en juzgados de Francia e Italia, en ambos casos, por violación de dos patentes referidas a la telefonía móvil. Eso sí, la compañía no descarta que luego lleguen más denuncias en otros países.

Este movimiento supone una escalada más de la batalla legal que las dos compañías empezaron en abril, cuando Apple abrió el fuego con una demanda sobre las tabletas Galaxy de Samsung. A partir de ahí, ha habido demandas cruzadas tanto hacia las tabletas como hacia los móviles. Ahora, la amenaza se cierne sobre el lanzamiento del nuevo iPhone 4S, cuyo aterrizaje en Europa está previsto para finales de mes.

"Apple ha seguido violando flagrantemente nuestros derechos de propiedad intelectual", asegura la firma coreana. "Samsung cree que la violación de Apple ha sido demasiado severa y que deben impedirse las ventas del iPhone 4S".