Diario de a bordo

Las Bolsas celebran el apoyo al fondo de rescate europeo

El mercado descuenta un posible recorte de tipos

Las lámparas Tiffany eran caras para la época pues su elaboración era costosa y lenta, necesitando muchos operarios, pero quien las compró hizo una buena inversión, pues según contaba hace algún tiempo la revista Siglo XXI-Subastas, una lámpara Tiffany fabricada en 1906 de 85x56 centímetros se remató en 733.956 euros en una subasta en Cristhie's en junio de 2004. En el año 2001 se adjudicó una por ¡1.300.568 euros!

Pero lo curioso es que mientras ahora se paga cualquier cosa por estas lámparas que en su momento podían costar unos 400 dólares, cuando se fabricaban eran muy pocos los que las querían y el inventor que cerró su fábrica en los años treinta no consiguió beneficios y no hizo más que acumular pérdidas, que según comenta la revista citada pagaba de su dinero personal. Eran tan poco valoradas que incluso en la Segunda Guerra Mundial se destruían para aprovechar el plomo que llevaban.

Uno se pregunta, ante los precios alcanzados por las Bolsas después de tanta caída, si no será como el caso de las lámparas Tiffany, que lo que se compre ahora valdrá mucho, pero mucho más, después. Pero la mayor de las prudencias debe seguir reinando.

La crisis económica sigue siendo muy severa e impera la desconfianza

El mercado subió en la primera parte de la semana descontando una serie de medidas por parte de los políticos que no se sabe si llegarán ser tomadas. Bajadas de tipos, planes para solucionar los problemas europeos... Pero de momento no hay nada, y la crisis es demasiado severa para arriesgarse. Además, el viernes no se cerró con un buen día, tras los preocupantes datos macro de China, que está empezando a asustar también a los operadores. Sus credit default swaps subieron al mayor nivel desde el año 2.009.

La prensa francesa aireó un plan, llamado Eureka, que dicen podría ser el que está pensando Alemania. Concentrar empresas griegas a privatizar en un ente, al estilo de lo que hicieron ellos con las privatizaciones de la RDA, comprarlo con dinero europeo, rebajar deuda griega, para que los planes de austeridad no sean tan duros, revalorizar esos activos y venderlos, dicho muy resumidamente. Parece un buen plan. Si algún plan, este u otro, se pusiera seriamente sobre la mesa podríamos haber visto un suelo, pero ¿y si seguimos poniendo palos en los ejes? Hay días que los comentarios de los políticos alemanes, desmoralizan a cualquiera.

Desde el punto de vista técnico, si miramos el futuro del Dax, vemos que si siguiera subiendo y rompiendo resistencias podría haber dado una figura de doble suelo que sería una buena señal, pero esto aún no ha sucedido. Perder en cambio el suelo de ese rango lateral podría ser letal. Si consiguiera romper, habría que tomar como objetivos al alza los retrocesos de Fibonacci.

En suma, que quedamos ya a estas alturas en manos de los políticos. La crisis sigue siendo muy importante, ya nadie está interesado en que le devuelvan la confianza. Lo que quiere todo el mundo es que le devuelvan el dinero...