El selectivo pierde cerca de un 20% y se sitúa en niveles de marzo de 2009

Trimestre negro para el Ibex y Europa

Europa se ha dado un baño de realidad durante el último trimestre. Del "estamos cerca de salir del agujero" al "la recesión es ineludible". Este estado de ánimo ha imperado en los operadores que apoyados en Grecia han castigado al Ibex, haciéndole perder cerca de un 20%. Una devaluación que se ha replicado en toda Europa.

EE UU ha perdido la triple A, la banca francesa ha sido degradada, Grecia ha evitado la quiebra 'in extremis' unas cuantas veces, las cifras de crecimiento mundial han sido revisadas a la baja repetidamente por todos los organismo oficiales habido y por haber, el enfrentamiento soterrado entre Alemania y el BCE,... Se podría estar horas enumerando los acontecimientos negativos que han tenido lugar en los últimos tres meses y que han provocado que analistas, economistas, políticos o periodistas pronostiquen una inminente recesión. Este agorero ambiente también se ha instalado en el parqué con el Ibex instalado en el despeñadero. El selectivo español ha perdido en este periodo un 17,5%, hasta los 8.546 puntos, para instalarse en niveles de marzo de 2009.

En el resto del Viejo Continente las cosas no han ido mucho mejor. El corazón de la UE ha sufrido uno de sus mayores varapalos, tanto el Dax alemán como el Cac francés se han depreciado cerca de un 25% con los valores financieros como los grandes lastres. El máximo ejemplo de esta situación ha sido el Eurostoxx 50, que agrupa a los grandes valores de Europa, ha perdido más de un 20%. Todo ellos sumado a una alta volatilidad que no parece que vaya a acabar hasta que se pueda fijar una verdadera salida al laberinto griego.

En el mercado de deuda las cosas también han estado animadas. La prima de riesgo española, sobrecoste pagado por la obtención de financiación respecto a lo que abona Alemania, tomado como el país más seguro, ha rebasado los 400 puntos y el bono nacional ha llegado a pagar más de un 6% de rentabilidad. Un récord histórico que eclipsó Italia que ha pasado a ostentar el cartel de 'víctima preferida', rebasando los intereses pagados por Madrid. Sin embargo, la intervención del BCE comprando deuda en el mercado secundario ha calmado las cosas con el diferencial español estrechado hasta los 322 puntos.

INDITEX 27,63 0,66%
IBEX 35 9.258,90 0,36%

De vuelta al parqué madrileño cabe destacar que entre los 35 valores que integran el Ibex tan solo Inditex y Grifols se han salvado de la quema, subiendo un 2,42% y un 1,45% respectivamente. Entre el cuantioso e intenso rojo los bancos han empezado a dejar su lugar a los valores industriales. Así, las pérdidas son encabezadas por Ardelor Mittal seguida de Gamesa, Sacyr o Acerinox; todas ellas perdiendo más de un 30%. Esto demuestra que el temor a la recaída empieza a descontarse por los operadores (lo que no implica que se vaya a certificar) que ya han empezado a castigar a las compañías más unidas al ciclo económico.

El euro no ha vivido tampoco buenos momentos. Las amenazas hablan de fractura del euro o como mínimo de la salida de Grecia. La devaluación ha rozado el 8% desde máximos del ejercicio en mayo de 2011 cuando se alcanzaron los 1,48 dólares. Actualmente, se conservan los 1,34; y gracias.