CatalunyaCaixa desiste de instar la medida contra el grupo inmobiliario

Fergo Aisa elude el concurso

CatalunyaCaixa ha desistido de presentar concurso de acreedores contra Fergo Aisa, la inmobiliaria y constructora catalana que cotiza en Bolsa. La compañía ha remitido un hecho relevante a la CNMV en el que informa que la demanda ha sido desestimada.

La decisión de CatalunyaCaixa de no presentar la medida, adelantada por Cinco Días horas antes de que la compañía emitiera un hecho relevante, permite que Fergo Aisa eluda el concurso de acreedores. Hace una semana la entidad financiera llegó a presentar en un juzgado la medida. Fergo Aisa y Caixa Catalunya se dieron de plazo una semana, plazo que concluía el próximo lunes a las dos de la tarde, para tratar de llegar a un acuerdo.

En el comunicado remitido al regulador del mercado se asegura que ambas CatalunyaCaixa y Fergo Aisa han llegado a un acuerdo para el desestimiento de la demanda y que la inmobiliaria presentará en los próximos días las cuentas anuales del ejercicio 2010 y el informe de auditoría.

La entidad financiera sopesaba instar la medida por una deuda de 11,5 millones de Fergo Aisa, una vez que la inmobiliaria había logrado convencer al resto de la banca acreedora de refinanciar la deuda del grupo, superior a los 600 millones de euros según las cuentas presentadas a principio de año.

Caixa Catalunya inició las acciones legales contra el grupo presidido por Carlos Fernández el pasado mes de abril; desde entonces Fergo Aisa ha hecho todo lo posible por eludir el concurso de acreedores, el que sería el segundo concurso de una inmobiliaria cotizada tras el de Martinsa Fadesa.

Las circunstancias que han rodeado las negociaciones entre la entidad financiera y la compañía no han podido ser más negativos para los intereses de Fergo Aisa. Además de la caída continuada del mercado inmobiliario en España y el cierre de la financiación, Fergo Aisa fracasó en su intento de fusión con la constructora Bruesa, a principios de año.

El tesón de Carlos Fernández

El presidente de Fergo Aisa ha confiado siempre en la viabilidad de su grupo a pesar de las malas noticias que desde hace más de tres años rodean al negocio de la construcción e inmobiliario en España. En 2009 Carlos Fernández fusionó su grupo de construcción Fergo con la inmobiliaria cotizada Aisa, cuando esta última deambuleaba por el mercado español arrastrando otra solicitud de concurso contra la empresa y tras haber estado más de un año suspendida en Bolsa. Antes de fusionarse con Fergo, Aisa llegó a anunciar una fusión con Astroc, operación que nunca se produjo. Gracias a la unión con Fergo, Aisa, que contaba entre sus consejeros conocidos empresarios y políticos de Barcleona, logró evitar prácticamente su desaparición.

A pesar de las salvedades e incertidumbres que los auditores no olvidan marcar en las cuentas anuales de la compañía, el presidente de Fergo Aisa ha hecho todo lo posible por mantener el grupo a flote, buscando negocio en el extranjero, buscando financiación, buscando nuevos socios para la compañía. Con el acuerdo alcanzado con Caixa Catalunya, Carlos Fernández supera otra prueba.