Muy confidencial

Nuevo conflicto para BMN: ahora es BMW quien le reclama por uso indebido de marca

La alianza financiera liderada por Cajamurcia y Caixa Penedès no termina de encontrar su lugar en el proceloso universo de las marcas y los logotipos. Después de pleitear y perder contra Axa por el uso de la denominación Mare Nostrum, ahora es la financiera de BMW quién está poniendo reparos a la utilización de las siglas BMN.

Las dos cajas citadas, junto con Caja Granada y Sa Nostra, se presentaron a los mercados como Banco Mare Nostrum cuando sellaron su alianza. Optaron por esta denominación porque las cuatro entidades originales tienen costa en el Mar Mediterráneo. A los pocos días de hacer público el nombre, comenzaron los problemas. El grupo francés Axa les advirtió que no podían utilizar esa marca porque en 1985 había comprado una aseguradora balear que se llamaba exactamente así, Mare Nostrum. Después de tener las espadas en alto, las cajas decidieron dar marcha atrás y optar por una segunda denominación: grupo BMN. Los expertos en marcas que asesoraban a la entidad les recomendaron a renunciar a Mare Nostrum ante la cuantiosa indemnización que tendrían que abonar a Axa por utilizar este nombre.

Superado el primer escollo, ahora es la compañía automovilística alemana BMW quien ha puesto reparos al nombre escogido. La multinacional ofrece servicios financieros en España a través de una filial, con ficha bancaria, que se llama BMW Bank GMBH. Al considerar que las siglas BMN pueden confundir a algunos de sus clientes, BMW ha solicitado a la oficina de patentes y marcas que exija el cese de su utilización a Cajamurcia y sus socios. Pese a todo, fuentes próximas al grupo financiero aseguran que en las últimas semanas se han limado asperezas con BMW y se muestran convencidos de que próximamente podrán alcanzar un acuerdo.