Tiene de plazo hasta diciembre

La CNE aplaza su decisión sobre el pacto de Sacyr y Pemex en Repsol

El Consejo de la Comisión Nacional de Energía (CNE) no ha tratado finalmente en su reunión extraordinaria de hoy el pacto firmado entre la constructora Sacyr y la mexicana Pemex para incrementar su peso en Repsol.

El organismo regulador, que tiene programada otra reunión el jueves, recordó hoy que dispone de tres meses desde que Repsol solicitó, el pasado 5 de septiembre, que analizara la operación para pronunciarse.

La CNE optó por encargar al consejero Tomás Gómez, que llegó a este organismo regulador a propuesta del PSOE, un informe sobre la petición de la petrolera.

Gómez deberá decidir si hay base suficiente para que la CNE haga un informe y se pronuncie sobre el pacto entre Pemex y Sacyr, que conjuntamente controlan más del 29% de Repsol.

Repsol alega que al tener el 31 % de Gas Natural Fenosa la operación entre la constructora de Luis del Rivero y la petrolera mexicana afecta a la denominada Función 14.

Esta Función 14 obliga a pedir autorización cuando sociedades no comunitarias adquieran participaciones superiores al 20 %, o inferiores si dan influencia significativa, en empresas que directamente, o a través de otras de sus grupos, desarrollen actividades reguladas.

Junto a la propia Repsol, Gas Natural y AEMEC han solicitado a la CNE que entre a pronunciarse sobre la operación.

Repsol celebrará mañana la primera reunión de su Consejo de Administración -donde hay tres representantes de Sacyr y uno de Pemex- tras conocerse el pacto.