El Impuesto de Patrimonio no se renovará a partir de 2013

El PP recuperará la desgravación por vivienda si llega al poder

La letra pequeña todavía está por desvelarse, pero el coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, ha avanzado algunas de las líneas principales de la estrategia de su partido en materia fiscal si gana las elecciones.

El PP tiene claro dónde va a buscar los votos de cara a las próximas elecciones y a ellos ha mandado cuatro mensajes de calado en materia fiscal. Lo ha hecho a través del coordinador económico del partido, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el Foro Cinco Días, organizado con la colaboración de Accenture y el Banco Sabadell.

El resumen principal es que no habrá subidas de impuestos en la próxima legislatura si gana el PP. "Yo no las veo en estas circunstancias: cualquier subida de los grandes tributos perjudicaría el crecimiento", ha señalado el alto cargo del Partido Popular. A su juicio, más importante es promover una ampliación de la base de quienes pagan impuestos y de sus recursos, ya que eso permitirá aumentar la recaudación sin subir los impuestos.

Es más, lo que se atisban son bajadas de tributos. Para empezar, Montoro ha confirmado que el PP recuperará la desgravación por adquisición de vivienda. "Fue un error suprimirla", ha asegurado. Aunque no quiso adelantar detalles, el esquema sería parecido al que estaba en vigor hasta que el PSOE decidió suspenderlo, con topes máximos a la deducción.

Pero no será el único recorte impositivo. En general, el PP cree que la última reforma fiscal del PSOE "está mal hecha". Así que habrá que cambiarla "para favorecer el ahorro, incluyendo la vivienda, que es ahorro a largo plazo". Para el otro tipo de ahorro no ligado al ladrillo, el PP esperará "a que la economía vuelva a crecer" para "devolver a los contribuyentes lo que es suyo". Es decir, para reducir los gravámenes en este campo. También las empresas se verán beneficiadas por reducciones en esta materia. En su caso, será por "el ahorro empresarial aplicado a la inversión".

A eso se unirá otro cambio en el esquema fiscal actual, que beneficiará también a los contribuyentes con rentas más altas. El resucitado Impuesto sobre Patrimonio no tiene mucho futuro. "Ha nacido con fecha de caducidad y lo dejaremos morir", ha sentenciado Montoro, lo que significa que no lo renovarán a partir de 2013.