Los sindicatos rechazan "hoy por hoy" el incumplimiento del acuerdo

CEOE presiona para congelar los salarios en 2012 pese al alza pactada

La patronal CEOE lanzó ayer un mensaje a los sindicatos: si quieren subidas salariales en 2013 y 2014, aunque sean moderadas, deberán revisar a la baja el actual pacto de convenios que fija un incremento salarial de entre el 1,5% y el 2,5% para 2012. En un primer momento, CC OO y UGT rechazaron el incumplimiento del acuerdo, pero se mostraron dispuestos a negociar las condiciones de un nuevo pacto de rentas.

Los empresarios creen ahora que no pueden cumplir con el incremento salarial pactado con los sindicatos CC OO y UGT para 2012, fijado en una horquilla de entre el 1,5% y el 2,5%. Así lo sugirió ayer el secretario general de esta organización empresarial, José María Lacasa, para quien es necesario "replantear" este compromiso como condición imprescindible para extender el acuerdo de moderación salarial hasta 2014 como están dispuestos a negociar los sindicatos. Este replanteamiento se traduce claramente en una rebaja del incremento salarial pactado e incluso, según fuentes de la negociación, lo que en realidad persigue la patronal es una "congelación" salarial el próximo año.

En la actualidad está vigente un acuerdo de moderación salarial pactado entre patronal y sindicatos para el periodo 2010-2012 que incluía subidas salariales de hasta el 1% en el primero de estos ejercicios; entre el 1% y el 2% en 2011; y entre el 1,5% y el 2,5% para el próximo año.

Además, el pacto recogía una cláusula de revisión salarial que se aplicaría si los trabajadores pierden poder adquisitivo en estos tres años, y se calcularía en función de la inflación, para compensarles en caso de dicha pérdida. Respecto a este último punto, Lacasa también puso en cuestión esta cláusula, como otro de los condicionantes para prolongar un pacto de rentas hasta 2014.

La patronal avisa del "cambio de contexto" por la crisis de la zona euro y el menor crecimiento

Para Lacasa "si se prorroga la moderación salarial hasta 2014, la subida pactada para 2012 quedaría descontextualizada". Este incumplimiento de lo acordado estaría justificado por las "dificultades" del entorno económico derivadas por una posible quiebra de Grecia, y la inexorable caída de las previsiones macroeconómicas.

A pesar de que el número dos de CEOE sugirió ayer que el líder de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, estaría dispuesto a aceptar esta revisión del acuerdo vigente para extender la moderación de los salarios dos años más, representantes de ambos sindicatos rechazaron ayer de plano este punto.

Para los secretarios de Acción Sindical de CC OO y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, respectivamente, replantear el acuerdo pactado es inadmisible. "Hoy por hoy no nos lo planteamos", aseguró Górriz para quien las declaraciones de Lacasa son una "ocurrencia propagandística". Igualmente Ferrer precisó: "hablar de manera parcial de 2012 sería como empezar la casa al revés. En absoluto es posible segregar partes de un acuerdo ya vigente".

De momento, desde CC OO solo estarían dispuestos a posponer la recuperación del poder adquisitivo desde 2012 hasta el año que se pacte la extensión de un nuevo acuerdo.

Los sindicatos rechazan la revisión propuesta por CEOE ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de 0,8 puntos experimentada en 2010, primer año del acuerdo. Asimismo, en agosto y a falta de aplicar las cláusulas de revisión, los salarios crecían un 2,65% frente a un alza del IPC del 3%.

Sin embargo, los cálculos de CEOE son otros. Si se retrocede a 2008, fecha del inicio de la crisis actual, se observa que los trabajadores habrían registrado una ganancia de poder adquisitivo de 2,8 puntos en el periodo 2008-2010. Es más, en los dos primeros años de dicho periodo los trabajadores ganaron 2,2 y 1,44 puntos de poder de compra, al tiempo que se destruyó un 3% y un 6,1% de empleo, respectivamente. Este ajuste de la ocupación se redujo a un recorte del 1,2% en 2010, año en el que los trabajadores sí perdieron poder adquisitivo.

El primer paso es desbloquear los convenios

Los técnicos de CC OO, UGT y CEOE-Cepyme ya han mantenido media decena de reuniones en los últimos tiempos para intentar recuperar las negociaciones laborales. Según desveló ayer el número dos de CEOE, José María Lacasa, en los próximos días continuarán estas reuniones para dilucidar, entre otras cosas, si es posible prorrogar el polémico acuerdo de negociación salarial. No obstante, fuentes sindicales aseguraban ayer que cualquier negociación sobre esa materia pasa porque antes, la CEOE de orden a sus organizaciones y empresas de desbloquear la actual negociación colectiva de 2011, ya que casi la mitad de los trabajadores (unos cinco millones) la tienen paralizada. Tras este desbloqueo los agentes sociales intentarán desarrollar los sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos que deben pactar antes de junio próximo y solo después se evaluará el actuar acuerdo de convenios y se estudiará su prórroga.

En cualquier caso, las condiciones de revisión o prolongación de cualquier pacto de rentas están completamente abiertas y parten de posturas aparentemente irreconciliables. Los sindicatos han hecho hincapié en que solo aceptarían prolongar un acuerdo de moderación de rentas si este incluye también el control de los beneficios, algo que no están dispuestos a aceptar los empresarios. Según Lacasa, ellos "no pueden aceptar" esta exigencia por ir "contra natura" al modelo económico.

Igualmente, rechazó la pretensión sindical de que un nuevo acuerdo incluyera cierto control estatal de algunos precios de bienes y servicios. Si bien los empresarios sí estarían dispuestos a abrir un debate fiscal. Esta podría ser una opción para el acuerdo con los sindicatos, ya que la vía que estos proponen para controlar beneficios consistiría en una solución fiscal: por ejemplo, ampliar deducciones a la reinversión de beneficios.

La cifra

1,5%-2,5% es la horquilla de incremento salarial pactado para 2012 entre la patronal y los sindicatos que ahora CEOE quiere rebajar.