Banco Popular desmiente "rotundamente" que necesite más capital

La UE quiere acelerar la recapitalización de siete entidades españolas, según FT

Banco Popular, Bankinter, Bankia, Banca Cívica, NovaCaixaGalicia, Banco Sabadell y Caixa Ontinyent figuran en una lista de 16 entidades europeas con dificultades al superar las últimas pruebas de estrés.

Funcionarios europeos están planeando acelerar la recapitalización de los 16 bancos que estuvieron a punto de suspender las pruebas de estrés a la banca europea del pasado julio, según informa hoy el diario británico Financial Times. La estrategia formaría parte de un esfuerzo coordinado para convencer a los mercados de la fuerza del sector bancario en la Europa de los 27. Los funcionarios consultados por el diario consideran que las 16 entidades afectadas están "al filo de la navaja" y deben buscar nuevos fondos de inmediato.

"La medida afectará principalmente a bancos de nivel medio. Siete son españoles, dos son de Alemania, Grecia y Portugal y uno de Italia, Chipre y Eslovenia. La lista incluye al alemán HSH Nordbank y al italiano Banco Popolare", señala el FT.

Los bancos españoles afectados son Banco Popular, Bankinter, Bankia, banca Cívica, NovaCaixaGalicia, Banco Sabadell y Caixa Ontinyent. Un portavoz del Banco Popular ha desmentido "rotundamente" que esa entidad necesite recapitalizarse.

El resto de entidades son HSH Nordbank, Banco Popolare, Espirito Santo, Banco Português, Banco del Pireo y Hellenic Postbank, Nova Ljubljanska Banka y Marfin Popular Bank.

Pese a que en las últimas semanas se ha especulado con los problemas de financiación de varios bancos galos, entre ellos BNP Paribas y Société Générale, la lista de entidades que deberán ser recapitalizadas no incluye a ninguno francés.

Michel Barniel, comisario de mercados de la UE, ha calificado a las 16 entidades que no superaron las pruebas de estrés como "frágiles" y ha asegurado que deben ser reforzados. "Queremos la recapitalización de estos bancos por medios privados. La era del rescate de los bancos tiene que terminar. Pero no puedo, por supuesto, excluir la posibilidad de que algunos de los bancos requieran la ayuda del Estado", señala el funcionario.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) "está trabajando con los supervisores nacionales para garantizar un enfoque coordinado para identificar y satisfacer esas necesidades de capital (...) y va a revisar las acciones emprendidas por los bancos", según ha informado un portavoz de este organismo.

Fuentes oficiales francesas han asegurado también que los bancos que sacaron mejores resultados en los test estrés, pero aún cumplen los requisitos de capital acordados por los reguladores globales, deberán "acelerar los pasos para cumplir lo establecido por Basilea III".