Consejo del organismo regulador

La CNE aplaza su decisión sobre el pacto Pemex-Sacyr en Repsol

El consejo de La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha aplazado "por razones formales" la decisión sobre si analiza o no el pacto parasocial de Pemex y Sacyr en Repsol por la llamada función 14.

La CNE ha aplazado la decisión sobre si analiza o no el pacto parasocial de Pemex y Sacyr en Repsol. A este respecto, la petrolera realizó una consulta al regulador tras conocerse esta operación a finales de agosto, pues considera que el regulador debe otorgar una autorización previa a la misma, dado que Pemex es una compañía no comunitaria y que Repsol tiene indirectamente activos regulados, a través de su participada Gas Natural Fenosa (distribución de gas y electricidad, entre otros).

El regulador energético disponía de tres meses para dar una respuesta. De ser afirmativa, abriría un expediente, con lo que el pacto quedará en suspenso hasta la respuesta final, que se podría prolongar durante otros tres meses.

Dadas las pocas posibilidades de que prospere la consulta de Repsol, la maniobra se ha entendido como una manera de ganar tiempo dentro de una batalla legal más amplia. Tal y como publicó Cinco Días, atendiendo a la ley y la doctrina derivada de otros dictámenes, la operación Pemex-Sacyr no debe ser sometida al arbitrio de la CNE. Aunque la operación reúne dos requisitos que le obligarían a ello (Pemex es una empresa extracomunitaria y el pacto firmado con Sacyr le otorgaría una influencia significativa en Repsol) faltaría una tercera condición para requerir una autorización: esto es, que la petrolera no es una compañía regulada.