Pero no es optimista

La federación bancaria gala asegura que la liquidez "está bajo control"

La situación de liquidez de la banca europea y de la francesa en concreto "está bajo control, pero no es óptima", según reconoció hoy el presidente de la Federación Bancaria gala y máximo responsable de la Société Générale (SG), Frédéric Oudéa.

"El lugar que han ocupado los bancos centrales en el circuito no debe ser permanente, hay que restablecer el funcionamiento normal de los flujos financieros", declaró Oudéa en una entrevista con el diario "Le Figaro".

Según el máximo responsable de la SG, en lo que afecta a la zona euro, la liquidez de la que disponen sus bancos es "abundante", aunque reconoce que desde principios de año los fondos estadounidenses, "especialmente por razones reglamentarias", se han ido retirando del mercado de la financiación de la banca europea.

Y recuerda que los bancos centrales se comprometieron en la reciente reunión de los ministros de Finanzas del G7 a garantizar la liquidez, lo que se ha traducido en una "respuesta fuerte" por su parte.

Oudéa, que en ningún momento se refiere a la situación del banco que preside -que sufrió la semana pasada la rebaja en su calificación por parte de la agencia Moody's y está en el punto de mira de los mercados por la situación de su liquidez- insiste en la entrevista en que la solvencia de la banca gala no está en entredicho por la situación en Grecia.

Las palabras de Oudéa se conocieron poco antes de que la ministra francesa de Presupuesto, Valérie Pécresse, insistiera sobre el mismo aspecto, la hipotética necesidad de aportar más liquidez a la banca gala, al rechazar tajantemente que sea necesario.

"No hay ningún problema de solvencia, de liquidez de los bancos franceses", zanjó la ministra en declaraciones al canal de televisión BFM.