La previsión para la zona euro baja seis décimas

El FMI rebaja al 1,1% las perspectivas de crecimiento para España en 2012

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantiene la previsión de crecimiento para España en 2011 en el 0,8% del Producto Interior Bruto (PIB), pero rebaja la de 2012 cinco décimas: del 1,6% al 1,1%, en su último informe de 'Perspectivas Mundiales de la Economía' divulgado hoy.

Pese a que las cifras del FMI son más pesimistas que las del Gobierno español, que sitúa el crecimiento de 2011 en el 1,3% y el de 2012 en el 2,3%, el dato positivo es que la economía española es la única entre las grandes de la zona euro para la que el Fondo no rebaja su pronóstico de este año.

En 2012, España acompasará su ritmo de crecimiento anual a la media europea, cuando ambas registrarán, de acuerdo con el Fondo, una tasa de crecimiento del 1,1%. El organismo ha rebajado su previsión de crecimiento de la Eurozona para 2012, al pasar del 1,7% estimado en junio al 1, %.

La reducción de las previsiones en la zona euro responden a los planes de consolidación fiscal puestos en práctica por muchos de los países y a la subida de los precios de las materias primas, informó el organismo internacional en su informe sobre las 'Perspectivas Mundiales de la Economía'.

Estas medidas de ajuste son valoradas por el FMI, que considera que van bien encaminadas para alcanzar los objetivos de reducción del déficit a menos de un 3% del PIB en 2013 y a una estabilización de la deuda para 2015.

No obstante, puntualiza que "España todavía tiene que identificar nuevas medidas para alcanzar estos objetivos fiscales a medio plazo".

El organismo internacional, que este fin de semana celebra sus reuniones de otoño en Washington, indica que entre los riesgos para la economía española se encuentra el hecho de que "los precios de la vivienda no muestran signos de estabilización".

El desempleo, según los datos del FMI, registrará un peor comportamiento que el que prevé el Gobierno, y pronostica una tasa de paro para el cierre de 2011 del 20,7% y del 19,7% para 2012.

Las últimas previsiones oficiales de España situaban la tasa de desempleo a finales de 2011 en el 19,8% y en el 18,5% en 2012.

Consideraciones sobre la Eurozona

Para la zona euro, el Fondo constata "una renovada volatilidad de los mercados europeos y elevados riesgos de inestabilidad financiera".

En este sentido, el FMI destaca que una "rápida implementación" de los acuerdos de la cumbre europea del 21 de julio pasado "serán fundamentales para recuperar la credibilidad".

Y más si cabe, añade, cuando las tensiones de deuda en la periferia europea, especialmente en Grecia, han mostrado "indicios de contagio a economías que no han sido afectadas", entre las que cita a España, junto con Italia, Bélgica y en menor medida Francia.

El Fondo sitúa a España, junto con Italia, en el grupo de las economías que "crecen por debajo de los niveles de antes de la crisis y están experimentando incipiente volatilidad financiera y crecientes diferenciales en los bonos".

El Fondo considera que las presiones inflacionarias se contendrán en los próximos dos años en la zona euro, donde se espera una inflación del 2,5% en 2011 y del 1,5% en 2012, e igualmente vaticina un retroceso de los precios en España que sitúa en un 2,9% y en 1,5% en esos años.

Por ello, y ante la débil demanda de la región, recomienda al Banco Central Europeo (BCE) considerar una rebaja de sus tipos de interés una vez puestos en marcha los acuerdos europeos para reforzar la capacidad financiera de la región.

Igualmente, asevera que "el ajuste fiscal debe ser más gradual a la luz de este significativo debilitamiento" en el conjunto de la zona euro.

Francia tendrá que implementar nuevos ajustes a partir de 2013, dado que las medidas adicionales de reducción del déficit anunciadas en agosto son para el periodo 2011-12. Se espera que Italia, que recientemente ha reforzado considerablemente su plan fiscal a medio plazo, se aproxime bastante al equilibrio presupuestario en 2013. El ajuste en Alemania durante 2011-16 es menor que en otros países de la zona euro pero con los planes actuales, la economía germana estaría cercana al equilibrio en 2014.

Por países, el Fondo rebaja la previsión de crecimiento para Alemania al 2,7% este año y al 1,3% en 2012, con disminuciones de cinco y siete décimas, respectivamente, frente a su estimación anterior. En cuanto a Francia, crecerá un 1,7% este año, en lugar del 2,1% previsto en junio, y un 1,4% en 2012 (1,9% en junio). El PIB de Italia aumentará un 0,6% en 2011 y un 0,3% en 2012, menos del 1% y del 1,3% pronosticados respectivamente hace tres meses.

Por último, el FMI reitera su llamamiento a las autoridades políticas europeas a que den respuestas conjuntas para encarar los riesgos económicos.

"Un creciente riesgo compartido necesitará será compensado, sin embargo, con una mayor capacidad de compartir responsabilidad en las políticas macroeconómicas y financieras", concluye el organismo multilateral.

El FMI subraya que las proyecciones asumen que los políticos europeos contendrán la crisis en la periferia de la zona euro, en coherencia con los compromisos adoptados este verano.