Fuerte impacto en las auxiliares

UGT y CC OO rechazan las condiciones del ERE en Figueruelas

Las asambleas de afiliados de UGT y CC OO, sindicatos mayoritarios en la planta de Opel de Figueruelas (Zaragoza) han rechazado las condiciones planteadas por la empresa para aplicar el expediente de regulación de empleo (ERE) de 62 días (16 jornadas este año y 46 en 2012) anunciado el pasado 8 de septiembre.El comité de empresa exige a la compañía automovilística un incremento en el porcentaje del 12,5% ofrecido a los afectados por el paro forzoso en 2011 y 2012.

UGT, que ostenta la presidencia del comité de empresa, ha anunciado que seguirá negociando para intentar mejorar las condiciones del ERE , "desde la responsabilidad, ya que somos conscientes de la difícil situación actual". El sindicato pedirá a la autoridad laboral que no apruebe ningún expediente que no vaya respaldado por el acuerdo de los trabajadores.

CC OO exige a la empresa "una propuesta diferente, que no haga recaer las consecuencias económicas de la caída de las ventas exclusivamente sobre la plantilla. El sindicato subraya que el complemento debe ser igual al expediente que afecta a los mayores de 58 años, cifrado en el 80% e insta a la empresa a agrupar en semanas enteras los días del ERE.

Al igual que UGT, CC OO pide a la autoridad laboral que no apruebe el expediente de regulación en los términos presentados por la empresa y supedite la aprobación al acuerdo con los trabajadores. En caso de rechazo, el sindicato pedirá la convocatoria de un pleno del comité de empresa para consensuar un calendario de movilizaciones.

El expediente de regulación ha empezado ya a repercutir en la industria auxiliar. La mayoría de las empresas proveedoras repercutirán el ERE en sus fábricas, aunque se teme que algunas no podrán librarse de la extinción de empleos. Como ejemplo significativo, la planta de MB Aragón ha anunciado un expediente de 78 días (dos más de los aplicados por su matriz) y 48 despidos por la pérdida del modelo Combo en noviembre.

Las pérdidas se acentúan

General Motors España ha mejorado producción y ventas, pero ha aumentado sus pérdidas en 2010. Los números rojos se han elevado a 133 millones, frente a los 124 registrados en 2009. La compañía cierra así un trienio negativo, con el agravante de un 2011 y, sobre todo, un 2012, extremadamente duro, ya que no es previsible un aumento de la carga de trabajo hasta 2013, en el que se espera un aumento en el volumen del modelo Corsa.

Hoy es un nuevo día de reuniones que ponen a prueba el talante negociador , tan apreciado en Figueruelas y que ha sido el talismán para salvar los momentos más difíciles en la planta inaugurada en 1982.