Deberá ser aprobado por el juez

Clesa firma un ERE para 239 empleados de Helados Royne

La administración concursal de Clesa, propietaria de la marca Royne, del grupo Nueva Rumasa, ha firmado con los representantes sindicales un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de los 293 trabajadores de la firma de helados, lo que supondrá el cierre de la fábrica de Leganés (Madrid), informaron fuentes del comité de empresa.

El expediente, que afecta tanto a los empleados de fábrica como a los de las delegaciones comerciales en toda España, deberá ser aprobado por el juez y se firma una vez expirado el plazo otorgado por los administradores concursales sin que se hayan planteado ofertas de compra en firme por esta unidad productiva.

Las condiciones acordadas en el expediente equivalen a las que contempla el ERE aplicado para los 361 empleados de la planta de Clesa en Madrid, con una indemnización de 20 días por año trabajado y un tope máximo de una anualidad.

La actividad de Helados Royne se mantendrá unos días hasta la ratificación del ERE por parte del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid y, posteriormente, alrededor de 40 trabajadores seguirán en la fábrica de forma temporal para la liquidación de mercancía, apuntaron desde el comité.

Según dijo un miembro de la comisión de seguimiento del ERE en Clesa, se aplicará un expediente extintivo para los 30 trabajadores fijos del centro de trabajo en Bascones del Agua, en Burgos, una explotación ganadera que también cesará su actividad. La cuarta unidad productiva de Clesa, localizada en Caldas de Reyes (Pontevedra), se encuentra en negociaciones para su posible venta.

Clesa fue declarada en concurso de acreedores a finales de mayo, con un pasivo inicial de 1.112,36 millones de euros, lo que convierte este concurso en el mayor tramitado hasta el momento en el sector alimentario, frente a un activo inicial de 304,76 millones de euros.

Hace dos semanas una sociedad especializada en quiebras comunicó la adquisición de Nueva Rumasa en una operación valorada en 1.500 millones de euros.