La merma sería del 55% si se contabilizan los precios de mercado

La pérdida latente para la banca española por su exposición a deuda griega es de 224 millones

Los bancos españoles cuentan en sus balances con 408 millones de euros en títulos griegos. La inclemencia del mercado con las finanzas helenas mengua el valor de los títulos en más de la mitad, lo que supondría una pérdida de 224 millones de euros.

La élite política europea se agita a la desesperada para espantar el fantasma de la quiebra, mientras se suceden los informes de analistas evaluando el hipotético coste del derrumbe. España sufriría y mucho el efecto contagio. Pero de momento, el perjuicio directo para las entidades financieras españolas ante la insostenible crisis fiscal helena no es comparable al de las firmas francesas o alemanas, los principales tenedores de papel griego. En este caso, España sí que es diferente. Al menos sus bancos, que tienen más centrada su inversión en la deuda portuguesa. Sin entrar en conjeturas sobre los costes indirectos de una quiebra o de las inevitables quitas, tomando sólo en cuenta los actuales precios del mercado, siete bancos españoles perderían 224 millones de euros de los 408 que acumulan en deuda griega.

La pérdida latente hoy sería de más del 50%, dado el rendimiento que los título griegos ofrecen en le mercado secundario. Proporcionalmente, el agujero para las firmas francesas sería considerablemente mayor, dada su exposición a 9.900 millones de títulos griegos. O aun más profundo para los alemanes, que se estima que cuentan con otros 7.300 millones.

En España el más castigado sería el banco Santander, debido sobre todo a que acumula todas sus posiciones en bonos a cinco años, los más devaluados. Sus 177 millones de euros sufrirían una merma del 58% para quedarse en poco más de 74 millones. Le sigue el otro puntal del sector financiero español. Para el BBVA sería un 55% menos. Perdería hoy 69 de los 127 millones de euros que posee en papel griego, más diversificado en títulos de corto, medio y largo plazo. Otro 50% se evaporaría para Effibank, que se dejaría 18 de los 37 millones que posee.

La mejor parada es Bankia. Apenas notaría una merma del 0,2% sobre su inversión, gracias a contar eminentemente con bonos a más de un año. Sus 55 millones se quedarían en 46. Tampoco sufriría demasiado Banco Pastor tras librarse de prácticamente la totalidad de sus posiciones griegas. Entre mayo y agosto vencieron y les fueron devueltos 40 de los 41 millones de euros que atesoraban, según informa la propia entidad. Unicaja y Banca Cívica cierran el círculo con 6 y 5 millones respectivamente, de los cuales, sólo recibirían la mitad.